Síguenos

cereal.jpg


Si nos basamos en el refranero español para identificar lo que es el desayuno perfecto: Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo. Así que si algo queda claro con esto es que hay que desayunar con fundamento, ya que es la comida más importante del día y si algo tienes que hacer es nunca salir de casa sin haber desayunado.

Esto no quiere decir que comamos cualquier cosa y de una forma rápida sino todo lo contrario, para hacer el desayuno perfecto se necesita tiempo, así que dedícale un tiempo al desayuno y no seas tan perezoso como para quedarte diez minutos más en la cama, desayunar bien es tan importante o más que descansar y dormir como es debido.

Consejo mañanero

Lo primero que hay que hacer nada más levantarse es tomar un buen vaso de agua para “regar” (hidratar) el cerebro perfectamente tras pasar toda la noche seco. En caso de querer un zumo es mejor tomarlo pequeño para dejar hueco a los alimentos sólidos, eso sí sin azúcar añadido mejor que sea natural y no de concentrado.

Los hidratos complejos

La avena es lo ideal para desayunar o bien cereales que llevan muesli pero sin azúcar añadido, eligiendo los que llevan frutos secos y fruta deshidratada. Si no eres capaz de meterte una cuchara de avena o muesli a la boca opta por cereales integrales y evita los azucarados, y no te fíes que pongan fitness o del colorido de la caja o que venga una chica esbelta en la portada, ante la duda lee los macronutrientes y como ya te hemos explicado en Vitónica.

Y además una diferencia a tener en cuenta entre la avena y mucho de estos cereales que anuncian como espléndidos es el índice glucémico que el de la avena es muy bajo por lo que se asimila muy lentamente y no nos provocará los famosos picos de insulina derivados por un contenido alto de glucosa en sangre.

El comer fruta por la mañana no es mala opción ya que debemos comerla todo el día (recuerda las 5 piezas de fruta o verdura que hay que meter en una dieta sana y equilibrada) pero hay que tener cuidado con su efecto saciante ya que puede que al de una hora vuelvas a tener hambre y no te hayas alimentado bien.

¿Despertar con té o café?

En caso de que necesites esa inyección de cafeína mañanera para despertarte del todo opta mejor por el té que por el café, ya que la cafeína del café se asimila muy rápidamente y en dos horas ni te acordarás de ella, sin embargo la del (sobre todo del verde) se asimila más lentamente con lo que te durará más y te pondrá menos nervioso para enfrentarte al tráfico u obligaciones mañaneras.

No olvidar la proteína

En cuanto a la ingesta de proteína es muy importante en el desayuno también y aunque la avena es una buena fuente puedes añadir a tu desayuno una tostada integral con queso fresco bajo en grasa o 100gr de pechuga de pavo o de pollo.

Eso sí nunca metas dulces en el desayuno que puedan provocarte picos glucémicos y te hagan sentir hambre de nuevo en poco tiempo, si necesitas algo dulce come algo de chocolate cuanto más negro mejor pues más cacao y menos azúcar tendrá.

Opta por usar leche desnatada o leche semidesnatada como mucho ya que sus propiedades son las mismas que la entera pero con mucha menos grasa o sin ella.

También puede usar un yogur desnatado para echar la avena, el muesli o los cereales integrales, y en caso de querer usar pan no uses pan de barra o blanco, que aunque el desayuno debe ser rico en glucógeno, tiene alta carga glucémica, así que en todo caso puedes optar por pan integral que tiene mucha más fibra y se asimila más lentamente.

El tentempie

Y recuerda que con el desayuno no tenemos que aguantar toda la mañana hasta la hora de la comida porque entonces devoraremos, prepárate un tentempié equilibrado, pero olvídate de las barritas de cereales y similares, es mejor un sandwich de pan integral y pavo o atún al natural o un par de piezas de fruta, pero esto ya es otra historia.

Ahora bien, esto son las reglas principales de un desayuno perfecto pero nos gustaría saber que es lo que tú desayunas a diario para compartirlo con todos y así poder aprender los unos de los otros. ¿Te atreves a compartir tu secreto matutino con nosotros? Escribe en los comentarios el tuyo.

Imagen | Wikimedia Commons

En Vitónica | ¿Todavía no crees en un buen desayuno? Otras razones importantes

En Vitónica | 3 consejos para mejorar tu desayuno

Deja un comentario

Ordenar por:

50 comentarios