¿Por qué el alcohol engorda tanto?

Síguenos

alcohol

Si miráis una dieta de adelgazamiento os daréis cuenta de que el alcohol brilla por su ausencia. Hay una razón evidente, el alcohol engorda mucho y la explicación es simple: interrumpe la oxidación de las grasas e hidratos de carbono, produciendo que en lugar de quemarlos los almacenemos.

El alcohol es energía pura (7 kcal/g) y como no puede almacenarse en el cuerpo tiene que oxidarse para convertirse en energía y así eliminarse. Como el cuerpo tiene energía de sobra con el alcohol, para de quemar grasas. Digamos que el metabolismo se para y ahora no sólo no quemamos, sino que almacenamos.

Teniendo en cuenta que cuando tomamos alcohol éste también es rico en azúcares y además solemos estar picando algo, más grasa y azúcar almacenamos. También hay que tener en cuenta que el alcohol deshidrata, y sin agua en el cuerpo pocas reacciones químicas se pueden dar, más razón aún para no pasarse con el alcohol.

Como todo, beber una copa no hará que engordemos de repente, pero si el consumo de alcohol es abusivo o habitual estaremos dando energía extra al cuerpo y las grasas seguirán sin utilizarse. Una buena borrachera puede suministrarnos más de la mitad de energía que necesitamos en un día, por tanto, mil y pico calorías que estamos dejando de quemar y nos las guardamos.

En Vitónica | El alcohol, un enemigo en nuestra dieta. Operación bikini
En Vitónica | Mitos sobre el alcohol

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios