Esguince de muñeca

Sigue a

lesión muñeca

La muñeca, junto con el hombro y el tobillo son tres articulaciones muy especiales del cuerpo humano ya que trabajan al límite. Ofrecen un grado de movilidad muy alto, completando su estabilidad con estructuras ligamentosas y musculares. Un esguince es la rasgadura, distensión o estiramiento excesivo de un ligamento, en el caso de esguince de muñeca, en el que se alude a toda la articulación, suele haber una combinación de varias estructuras dañadas.

La lesión se suele producir a consecuencia de una caída en posición hiperextendida o bien, por una flexión o torsión violenta. Los síntomas son dolor fuerte al realizar movimientos, hinchazón y ligera impotencia funcional. Coloquialmente, la expresión que se suele utilizar cuando se tienen estos síntomas es “se me ha abierto la muñeca”.

El principal inconveniente de esta lesión es que se puede cronificar con cierta facilidad, dando como resultado una “muñeca inestable”. La inestabilidad de muñeca impide hacer movimientos mantenidos con peso en la mano (utilización de las mancuernas por ejemplo) porque la estructura tendinosa no aporta la estabilidad articular necesaria para que los músculos actúen. También puede ser muy invalidante en los aficionados a la bicicleta de montaña, ya que el agarre del manillar pierde intensidad.

Terminamos con la parte positiva: ¿cómo tratarlo?: con hielo en las horas siguientes a la lesión, inmovilización de la zona, colocación del brazo en alto y moviendo los dedos (para evitar al edema) y asistencia rápida al traumatólogo. Cuando el tratamiento médico haya acabado, si persiste la sensación de inestabilidad, la potenciación muscular de flexo-extensores de dedos y muñeca nos van a completar la acción de los ligamentos.

Vía | Hoysport
En Vitónica | Que no se te duerman las manos encima del manillar
En Vitónica | Ejercicios de antebrazo, un gran olvidado que debe trabajarse

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario