El caso Alberto Contador y la contaminación de suplementos

Sigue a Vitónica

Clembuterol, suplementos alimenticios

Desgraciadamente ya conocemos la postura del TAS sobre el caso Alberto Contador. Hubo mucho jaleo con el tema de los filetes contaminados con clembuterol pero ahora parece ser que la causa más probable del positivo por dopaje sea la ingesta de suplementos alimenticios contaminados, aunque dicha contaminación sea realmente pequeña.

Esta situación no es nueva, ya le ocurrió algo parecido a la nadadora americana Jessica Hardy, donde la AMA dió por sentado que es posible que aparezca un positivo por contaminacion de suplementos alimenticios, por muy fiable que sea la fuente de donde los compremos. Apartándonos de juicios morales sobre el deportista, hablemos hoy del tema principal: la posibilidad de que estemos consumiendo sustancia prohibidas por un simple suplemento alimenticio.

¿Se puede contaminar un suplemento con clembuterol?

Aunque pueda parecer algo rocambolesco que aparezcan sustancias dopantes en un simple suplemento alimenticio, vamos al principio: ¿dónde se fabrican los suplementos alimenticios? Algunos en laboratorios independientes, pero casi todos en empresas o laboratorios farmacéuticos.

Hasta aquí nada raro, pero si nos fijamos en que en las instalaciones donde se han preparado tales suplementos antes se han preparado otros fármacos y mezclado otras sustancias, se puede dar el caso en que haya una contaminación entre productos, aunque como decimos, las cantidades serán tan pequeñas que no hay efectos notorios en el organismo.

Por esta razón siempre se recomienda comprar suplementos de marcas conocidas, cuyos procedimientos estén comprobados y se consideren seguros. No es que mañana compremos un producto y de repente sintamos el milagro en nuestro cuerpo por contener sustancias dopantes, pero si es cierto que hay que tener cuidado con estos sumplementos, que en un principio son inocuos pero que un fallo en el proceso de producción (sea de forma consciente o no), puede hacer que introduzcamos en nuestro cuerpo sustancias que no son consideradas adecuadas o saludables.

Noy voy a ser yo el que ponga la mano en el fuego por un deportista, pero en el caso de Contador los suplementos alimenticios del equipo Astana no se pudieron comprobar que contuvieran clembuterol ni que el ciclista los tomara (que según él no lo hizo). Aunque seguramente todo esto sea más complicado de lo que los medios nos hacen ver, sí podemos asegurar que al comprar un suplemento alimenticio, debemos cerciorarnos bien que cumple con los requisitos de seguridad y lo compramos a una marca y en un sitio fiable.

Imágen | Andrei Z

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

36 comentarios