Consejos para evitar las uñas quebradizas

Sigue a

unas.jpg

El otoño suele ser un momento en el que nuestro cuerpo experimenta una serie de cambios que se traducen en diferentes estados físicos como la caída del pelo, la sequedad de la piel o el debilitamiento de las uñas. Las uñas quebradizas son algo habitual en muchas personas en esta época, pero no solo en otoño, sino que muchos las padecen a lo largo de todo el año. Por este motivo en esta ocasión queremos dar algunos remedios para acabar con ellas.

Las uñas quebradizas son aquellas que presentan un grosor más fino de lo normal, que es lo que provoca su debilidad y poca resistencia a los golpes y rigores que padecen a lo largo del día. Las uñas quebradizas son aquellas que se rompen son facilidad sin golpearnos de manera fuerte. Además suelen presentar irregularidades y se astillan con facilidad como si estuviesen divididas en capas que se van desprendiendo con el uso. Por ello es importante que sepamos cómo poner remedio a esto.

Pasos a seguir para mantener unas uñas sanas

Ante todo hay que seguir una alimentación sana y equilibrada, ya que las uñas reflejan claramente las carencias que nuestro cuerpo tiene, pues cuando no le alimentamos de manera adecuada enseguida se nota en las uñas y el cabello. Por ello es necesario que sigamos una alimentación variada y equilibrada en la que las vitaminas, en concreto las del tipo B estén presentes, pues es la encargada de mantener unos tejidos fuertes, y como no iba ser menos unas uñas resistentes.

Mantener una buena higiene en las uñas es fundamental para evitar que éstas se deterioren y se acaben volviendo más débiles y quebradizas. Es importante evitar que se acumule la suciedad en los recovecos de las uñas, al igual que es importante evitar tenerlas muy largas. Cortarlas para mantenerlas a la misma altura habitualmente es una buena manera de evitar que se rompan o resquebrajen con el uso.

La cosmética adecuada es una buena manera de cuidar nuestras uñas y hacerlas mucho más resistentes. Es importante no utilizar productos que las dañen o debiliten. Hidratarlas de manera adecuada con cremas especiales nos ayudará a hacerlas más flexibles y resistentes, lo mismo que evitar mantenerlas demasiado tiempo dentro del agua, ya que se ablandarán demasiado corriendo el riesgo de romperse. Por ello es importante protegerlas con guantes para evitar accidentes y su debilitamiento.

Remedios naturales para hacerlas más fuertes

Pero no solo estas precauciones son suficientes. Existen una serie de remedios naturales que nos ayudarán a fortalecer las uñas, como sumergirlas en aceite de oliva para hidratarlas y conseguir un endurecimiento de las mimas. Lo mismo sucede si las introducimos en un trozo de cebolla, al igual que sumergirlas en aceite de ricino es una buena manera de fortalecerlas. Además podemos recurrir a la ingesta de infusiones como la cola de caballo o diente de león que nos dan un buen aporte mineral que nos ayudará a fortalecer las uñas de manera sencilla.

Imagen | The Infatuated

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios