Beneficios de las semillas de amapola

Sigue a

amapolas-1.jpg

Todos sabemos que la amapola es una flor roja que crece de forma casi salvaje en cualquier parte, pero lo que no sabemos tanto es que alguna de sus partes puede ser muy beneficiosa para le organismo. Se trata de las semillas que podemos ingerir de diferentes maneras.
 
Las semillas de la amapola son un fruto negro y pequeño que se encuentra en cada una de las flores. Son la forma que tiene esta planta de reproducirse, pero también constituyen en sí mismas una buena forma de ayudar a nuestro organismo a mejorar su estado. La semilla de amapola se ha utilizado en la medicina natural desde hace mucos siglos. En la actualidad las podemos ver cada vez más usadas en panadería y como complemento perfecto para mejorar nuestra salud.
 
De  un tiempo a esta parte las semillas han empezado a ganar protagonismo en nuestra dieta, y son cada vez más utilizadas en infinidad de platos que comemos habitualmente. No solamente las semillas de amapola son las más usadas, sino que otras como las de lino, pipas, sojo o mijo son algunas de las mas usadas en la elaboración de alimentos, y es que todas ellas contienen infinidad de propiedades entre las que destacan sus altas dosis de energía, y el papel que juegan a la hora de ayudarnos a conseguir una dieta equilibrada.
 
Todas las semillas tienen un a característica en común, y es que constituyen un alimento fácil de ingerir y de asimilar por el organismo, lo que las convierte en un bocado práctico y sencillo, pues detrás de ese aspecto insignificante esconden un sinfín de beneficios para el organismo que no debemos pasar por alto, en especial las semillas de amapola, que podemos encontrarlas de dos clases, las blancas y las negras, aunque ambas tienen idénticos beneficios.
 
Las semillas de amapola constituyen una importante medicina natural, debido al papel que tienen como calmante nervioso del organismo. Tiene un efecto potente, y por ello se utilizan habitualmente para lograr calmar nuestros nervios y conseguir una total relajación del sistema nervioso. Por este motivo su uso es muy recomendado en épocas de tos nerviosa, espasmos, situaciones de estrés… Es por esto que se las considera un sedante natural.
 
Su uso es recomendable en estados de estrés que se manifiestan de forma somática. Es importante que tengamos en cuenta que no es bueno un abuso a la hora de ingerir estas semillas, ya que al tratarse de un sedante no es demasiado recomendable excedernos. Aunque si en vez de ingerir las semillas de forma directa optamos por la infusión, el impacto es mucho menor, aunque afecta a las mismas partes del organismo, pues crudas o en infusión, las semillas de amapola son un buen remedio para los nervios.
 
Las semillas de amapola las podemos encontrar en diferentes tiendas especializadas y herboristerías, aunque cada vez son más los alimentos que las contienen, en especial los panes multicereales. Se suelen presentar tostadas, y tienen un sabor dulzón que dota al alimento de un  toque especial, y a nuestro organismo de muchos beneficios.

Imagen | toneti

En Vitonica | Truco saludable: añade semillas a tus ensaladas
En Vitonica | Consejos para incrementar la fibra en tu dieta

Deja un comentario

Ordenar por:

1 comentario