Comida rápida, ¿descontrola nuestro apetito?

Sigue a

comida rápida.jpg

Cada vez son más las personas que acuden a comer a restaurantes de comida rápida, y si es cierto que en menos de una hora hemos terminado de comer, también es cierto que estamos haciendo mucho mal a nuestro organismo, y no solamente por el tipo de alimentos que comemos, sino, y principalmente por el poco tiempo que dedicamos a la comida.

Según un último estudio realizado por Carlos Diéguez, presidente de la Sociedad española de endocrinología y nutrición (SEEN), quien después de años de estudios con diversos pacientes ha llegado a la conclusión de que habituarnos a comer comida rápida aunque sea saludable, es perjudicial para nuestro organismo a causa de que como su nombre indica, es comida que se ingiere de forma rápida sin que demos tiempo a nuestro cerebro a activar los mecanismos de saciedad.

El proceso alimenticio de nuestro cuerpo se basa en lo siguiente. Nuestro cerebro nos informa de que necesitamos nutrientes que se traduce en hambre. Para paliar esto ingerimos alimentos que nuestro estómago recibe y nuestro cuerpo procesa, dando la orden al cerebro de que ya no necesitamos más y por lo tanto se traduce en saciedad dejando de comer. Con la comida rápida esto no sucede, pues al ingerirla deprisa no damos tiempo a nuestro aparato digestivo de informar a nuestro cerebro.

Para evitar esto es necesario masticar despacio y tomarnos el tiempo necesario para comer. Es muy importante que hagamos esto, ya que nuestra saciedad impedirá que ingiramos más alimento del que necesitamos. Una alimentación pausada nos evitará el sobrepeso producido por la sobrealimentación.

Además, este estudio ha revelado que la comida rápida tiene un bajo contenido en yodo, necesario para realizar nuestras funciones vitales. Es un nutriente necesario en el embarazo, ya que su déficit aumenta el número de abortos y de muertes intrauterinas. Además, es indispensable en la alimentación infantil, pues la falta de este componente en los primeros años de vida puede provocar un descenso moderado del coeficiente intelectual de estos individuos.

Para evitar todo esto, es aconsejable que retomemos unos hábitos saludables y demos a la hora de la comida la importancia que se merece. No sirve de nada ganar media hora comiendo mal, si nuestro organismo se va a ver afectado por esta carencia. Así que desde Vitónica os recomendamos comer tranquilamente y hacer de este momento un ritual.

Via | Portalfitness
En Vitonica | Fast Good para combatir al Fast Food

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario