Errores más habituales a la hora de perder peso

Síguenos

peso

Seguro que en más de una ocasión nos hemos preguntado qué estamos haciendo mal a la hora de perder peso, ya que no lo conseguimos por mucho que nos esforcemos. Esto acaba por hacer que perdamos las ganas y el ánimo de seguir adelante, pero es necesario que tengamos presente que no todo lo que hacemos es lo correcto. Por ello en este post queremos mostrar algunos de los errores más habituales a la hora de perder peso, esos que no nos permiten seguir avanzando.

El desayuno

En primer lugar nos vamos a detener en una comida muy importante que casi todo el mundo que está a dieta se salta, se trata del desayuno. Esta comida es la más importante del día, pues nos aportará alimento para comenzar el día después de unas largas horas sin probar alimento. El desayuno hará que nuestro metabolismo se active desde primera hora de la mañana y empecemos a funcionar adecuadamente. Desayunar hará que el consumo energético por parte del cuerpo sea mayor y mucho mejor, ya que no pasar hambre desde primera hora de la mañana es lo mejor a la hora de evitar almacenamientos de grasa en el organismo y con ello perder el peso.

Habitualmente el desayuno se suele obviar a causa de lo demonizado que está por los alimentos que se suelen asociar con él, pues todos contienen altas cantidades de grasa y azúcares. Entre ellos destacan la bollería industrial, el chocolate… Pero no siempre un desayuno tiene que llevar estos alimentos, sino que podemos optar por otros más saludables como el pan o los cereales integrales, las frutas, los huevos… Todos ellos nos cargarán las pilas desde por la mañana para poder hacer frente a los requerimientos cotidianos.

Centrarnos solo en la realización de ejercicio aeróbico

Otro fallo que cometemos a la hora de querer perder peso es centrarnos solamente en el ejercicio aeróbico como método para conseguirlo. Es cierto que la realización de ejercicio aeróbico es muy buena a la hora de perder grasa del organismo, ya que aceleramos el metabolismo aumentando los requerimientos de energía por parte del organismo, lo que hará que echemos mano de la grasa acumulada. Es cierto que es una buena manera de perder peso, pero el ejercicio no debe estar supeditado solo al aeróbico.

Lo ideal a la hora de perder peso es combinar ejercicio aeróbico con anaeróbico, ya que el ejercicio anaeróbico lo que hace es trabajar más los músculos y la densidad de los mismos. Es cierto que el ejercicio aeróbico acelera el metabolismo, pero es un aceleramiento temporal en el que quemamos muchas calorías, pero el anaeróbico, al aumentar la masa muscular hará que el metabolismo se acelere poco a poco de manera crónica y no momentánea, haciendo que el consumo de calorías constante del organismo sea mayor, facilitando así las cosas a la hora de perder peso.

Pasar hambre

Pasar demasiado hambre a la hora de perder peso es otro de los errores más habituales que cometemos, y es que el hambre es el peor enemigo en una dieta. Para ello la planificación y saber los alimentos adecuados para aportar a nuestro organismo pocas calorías es esencial si queremos mantener un peso adecuado y saludable. Como hemos comentado en infinidad de ocasiones, realizar cinco o seis comidas es lo adecuado para eludir el hambre, y así mantener el peso.

Mantener al organismo con los nutrientes necesarios evitará que éste adopte la tendencia de acumular reservas para periodos de escasez. Esta escasez que se produce cuando pasamos hambre es la que a la larga hará que cuando comamos con normalidad acumulemos más grasa, además de ralentizar el metabolismo, pues al no tener los nutrientes necesarios, el organismo opta por ir más despacio para quemar lo mínimo. Con ello lo que conseguiremos será aumentar el peso, evitando así el mantenimiento de un peso correcto.

Imagen | kastner

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios