Frituras más saludables

Síguenos

Fritura

Siempre se ha dicho que los alimentos fritos son poco saludables y que su consumo habitual aumenta el riesgo de padecer ciertas enfermedades. Pero esto no es así al 100%, ya que va a depender del tipo de fritura que se haga y de muchos factores que afectan a esta. Desde Vitónica vamos a dar una serie de consejos para hacer que tus frituras sean más saludables y que disminuyan el contenido en grasa:


  • Tipo de aceite: es importante escoger un aceite que tolere bien las altas temperaturas. Una fritura se realiza a unos 180ºC, así es mejor un aceite de oliva que tiene su punto crítico a los 210ºC que un aceite de semilla que comienza a deteriorarse a los 170ºC. Contando también que los ácidos grasos monoinsaturados del aceite de oliva tienen más ventajas nutricionales que el perfil graso de los aceites de semilla.


  • Cambio de aceite: el uso reiterado del aceite para freir hace que este pierda sus propiedades y se vuelva más viscoso, lo que provoca una mayor absorción por parte del alimento conviertiéndose la fritura en algo mucho más graso de lo normal. Se recomienda sustituir el aceite cada 3-4 procesos de fritura.

  • Temperatura de fritura: es importante adoptar la temperatura adecuada para freir. Cuando el aceite comienza a desprender un humo blanco significa que el aceite se está descomponiendo y que pueden empezar a formarse productos poco beneficiosos para la salud.Como hemos dicho antes la temperatura óptima es de 180ºC, así el aceite conserva sus propiedades y al freir el alimento en esta alta temperatura hace que se forme una capa superficial que impide la excesiva absorción de aceite.

  • ¿Sartén o freidora? Si utilizas sartén es recomendable que no sea de hierro y sí de acero inoxidable o teflón. Al sacar los alimentos es mejor hacerlo con una espumadera y dejar que escurra bien el aceite antes de ponerlos en el plato. El inconveniente de la sartén es que no permite regular exáctamente la temperatura de fritura, con el riesgo de quemar el aceite. Si se utiliza la freidora nos aseguraremos de que la temperatura sea la exacta, en cambio el almacén del aceite en la freidora a lo largo de los días corre el riesgo de enranciarse y hay que cambiarlo con relativa frecuencia.

  • Alimentos menos grasientos: Tanto si haces la fritura con sartén o freidora es aconsejable sacar los alimentos a un plato que tenga un papel absorbente, así el aceite sobrante que recubre el alimento al sacarlo se absorberá por el papel y la fritura no será tan grasienta. También es un buen truco enharinar los alimentos, ya que esto hace que disminuya la absorción de aceite dentro del alimento y se limite a la capa superficial.

Más información | Consumer

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario