Compartir
Publicidad
Nuevas Guías Alimentarias Norteamericanas: sin límites para el colesterol, pero con restricciones sobre grasas saturadas
Dietas

Nuevas Guías Alimentarias Norteamericanas: sin límites para el colesterol, pero con restricciones sobre grasas saturadas

Publicidad
Publicidad

Las recomendaciones dietéticas para estadounidenses siempre han sido una referencia a considerar cuando se habla de alimentación a nivel mundial. Y hace sólo un par de días atrás se presentaron las nuevas Guías Alimentarias Norteamericanas que eliminan límites para el colesterol pero continúan estableciendo restricciones sobre grasas saturadas.

Las nuevas Guías Dietéticas para Estadounidenses tendrán vigencia hasta el año 2020, cuando el panel de expertos volverán a analizar las mismas como lo hacen cada 5 años, utilizando como base la revisión científica al respecto.

Recomendaciones claves

A modo de resumen, las nuevas Guías Alimentarias describen un patrón de alimentación saludable como aquel que contempla todo tipo de alimentos y bebidas dentro de un nivel de calorías adecuado.

Así, un patrón de alimentación saludable incluye:

  • Un variedad de verduras de todos los subgrupos: de color verde oscuro, rojo o naranja, feculentas, legumbres y otras.
  • Frutas, especialmente frutas enteras.
  • Granos, de lo cuales al menos la mitad deben ser integrales o enteros.
  • Productos lácteos desnatados o bajos en grasas como queso, leche o yogur o productos a base de soja fortificados.
  • Una variedad de alimentos ricos en proteínas, incluyendo mariscos, carnes magras y aves de corral, huevos, legumbres y frutos secos, semillas y/o productos de soja.
  • Aceites.

Asimismo, un patrón de alimentación saludable limita:

  • Grasas saturadas, que deben ofrecer menos del 10% de las calorías del día.
  • Azúcares añadidos, que no deben superar el 10% de las calorías diarias.
  • Sodio, que se debe ingerir en cantidades inferiores a los 2300 mg diarios.
  • Grasas trans.
  • Alcohol, que se debe consumir con moderación siendo recomendable un máximo de una bebida diaria en mujeres y de dos bebidas diarias en hombres.

Esto resume de forma muy sencilla las nuevas Guías Alimentarias para Estadounidenses, aunque dentro del documento podrás ver mucho más detalle al respecto.

Guias

Principales cambios y conclusiones

El primer gran ausente por primera vez entre los factores alimentarios que se deben restringir para cuidar la salud es el colesterol, que en guías anteriores se recomendaba no superar los 300 mg diarios.

Anteriormente en Vitónica comentamos que el colesterol que ingerimos poco influye en sus niveles en sangre, además, poco se lo ha asociado a problemas de salud, por lo tanto, la eliminación de los límites para la ingesta de colesterol era totalmente esperable.

Otro buen cambio fue la incorporación de un límite para los azúcares añadidos, considerando como tal a los agregados industrialmente a los alimentos que sabemos, tienen mucho peso en la alimentación actual.

El sodio y las grasas trans siguen estando entre los factores negativos a restringir para llevar una alimentación saludable, pero también, continúan estando las grasas saturadas en igual grupo cuando sabemos, estudios recientes las han desvinculado del riesgo cardiovascular.

Además, se sigue recomendando la ingesta de lácteos desnatados cuando los lácteos enteros no han reunido evidencia científica en su contra, sino que por el contrario, se los ha asociado a menor riesgo de desarrollar diabetes hace poco tiempo atrás.

Por último, se incluye a las carnes magras dentro de un patrón de alimentación saludable pero posteriormente se hace referencia a las carnes procesadas y su mayor riesgo de desarrollar enfermedades, una distinción que vale la pena si analizamos todas las repercusiones que tuvo el año pasado el comunicado de la OMS.

Concluyendo, las nuevas guías tienen de positivo la incorporación de limites para azúcares añadidos así como la distinción que realizan entre carnes magras y carnes procesadas y también, la eliminación de restricciones para el colesterol, pero aun quedaría por mejorar una distinción entre grasas saturadas y grasas trans, así como también, entre cereales refinados e integrales, ¿no lo creen?

Más información en | Dietary Guidelines
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos