Compartir
Publicidad

Los lácteos enteros y un menor riesgo de desarrollar diabetes

Los lácteos enteros y un menor riesgo de desarrollar diabetes
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando hablamos de evitar el desarrollo de enfermedades asociadas al estilo de vida, todos pensamos que la mejor opción es escoger alimentos bajos en grasas, sin embargo, un reciente estudio señala que los lácteos enteros también podrían asociarse a un menor riesgo de diabetes tipo 2, una enfermedad vinculada al nivel de grasa corporal y el exceso de peso.

Si bien no es la primera vez que se asocia la ingesta de un producto lácteo con menor riesgo de sufrir diabetes, en esta ocasión el vínculo se extiende a todo tipo de lácteos, incluso, los lácteos enteros que poseen grasas saturadas en cantidades variables.

En el estudio se evaluó durante 14 años a más de 20000 personas y se observó que aquellos que consumían más lácteos enteros tenían un 23% menos riesgo de desarrollar diabetes que aquellos que incluían menores cantidades de leche, yogur, queso u otros lácteos en la dieta.

Los resultados y la investigación completa aun no ha sido publicada en ninguna revista científica, pero sus autores refieren que la ingesta de lácteos desnatados no tuvo igual relación con el riesgo de padecer diabetes y asimismo, la ingesta de carnes que también tiene grasas saturadas, no protegió contra la enfermedad en cuestión.

lacteos1.jpg

Por lo tanto, se piensa que la grasa saturada y demás características de los lácteos en particular, podría beneficiar la salud al prevenir el desarrollo de diabetes.

Personalmente creo que quienes consumen más lácteos tienen asociado también, mejores hábitos de vida que puedan ser los responsables del menor riesgo de desarrollar diabetes, sin embargo, la conclusión de esta nueva investigación nos lleva a pensar una vez más que las grasas saturadas no son tan malas como creíamos, sino que por el contrario, podrían ser mejores que otros lípidos o nutrientes de la dieta.

Además, entre leche desnatada y leche entera sólo tenemos unos 4 a 5 gramos de grasas de diferencia, excepto en los quesos que solemos tener mayores variaciones en el contenido de lípidos.

Entonces, lo que podemos extraer de este muy reciente estudio es que las grasas saturadas cada día están más lejos del banquillo de acusados y que el consumo de lácteos, enteros o desnatados, podría beneficiar la salud metabólica y contribuir a reducir el riesgo de diabetes tipo 2 y otras enfermedades asociadas al estilo de vida.

En Vitónica | La leche desnatada puede ayudar a prevenir la diabetes
Más información en | National Dairy Council y Diabetología
Imagen | Thinkstock y Thinkstock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio