Compartir
Publicidad
Publicidad

Varias razones por las que no podemos comer lo que queramos aunque hagamos ejercicio

Varias razones por las que no podemos comer lo que queramos aunque hagamos ejercicio
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguro que en infinidad de ocasiones hemos escuchado que como hacemos deporte nos podemos permitir cualquier capricho alimenticio. Se trata de una afirmación muy extendida y toda una filosofía de vida que nosotros queremos parar a analizar en este post, ya que practicar deporte no nos da carta blanca para hacer o comer lo que queramos, ya que unos malos hábitos pueden traer consigo una serie de consecuencias que debemos repasar.

Cuando decidimos realizar actividad física, siempre lo hacemos para mejorar nuestro estado, bien sea de salud o estéticamente. Pero eso no quiere decir que simplemente por el hecho de realizar actividad no debemos cuidar la alimentación. En anteriores ocasiones hemos destacado la importancia que la dieta tiene a la hora de lograr unos buenos resultados, y que es mucho más importante seguir una dieta sana que practicar deporte, ya que al fin y al cabo somos lo que comemos.

Las calorías nos seguirán afecatando aunque hagamos deporte

Es cierto que al hacer deporte quemamos más calorías porque aceleramos el metabolismo y lo mantenemos acelerado durante más tiempo. Además, al trabajar los músculos, conseguimos poco a poco que las fibras crezcan y que por lo tanto el consumo basal aumente. Pero esto no quiere decir que nuestro organismo ya esté a prueba de bombas a la hora de alimentarnos mal. Es importante tener presente que nos será más fácil quemar calorías, pero no quiere decir que éstas no nos afecten.

Cuidar la alimentación

Muchas personas que hacen ejercicio lo aprovechan para alimentarse realmente mal. Es cierto que el organismo consume más energía, pero la fuente de ésta debe ser saludable. Es decir, es importante consumir ácidos grasos esenciales, dejando de lado las grasas saturadas o trans que a la larga nos harán tener colesterol y posibles enfermedades cardiacas, además de ralentizar el metabolismo. A esto hay que sumarle un mayor consumo de verduras y frutas y una correcta ingesta de proteínas para fomentar el perfecto estado muscular.

Estar bien alimentados determinará el rendimiento

No hay que olvidar que la dieta o como nos alimentamos determinará nuestro estado físico en gran medida. Por ello para poder afrontar las rutinas de entrenamiento de la mejor manera posible, es necesario que cuidemos la alimentación, pues debemos mantener una buena carga energética para así conseguir rendir al máximo. Pero junto a esto es importante tener siempre presente la recuperación y para conseguirlo también nos debemos llevar a la boca alimentos que nutran nuestros músculos.

Cuidar las cantidades

A pesar de todo, no debemos sobrepasarnos en las cantidades, pues comer de más, aunque hagamos ejercicio es igual de malo que cuando no practicamos deporte, pues un exceso de proteínas puede tener efectos negativos, al igual que un exceso de hidratos de carbono o de azúcares. Todo se puede traducir en desequilibrios orgánicos que por mucho que hagamos deporte no vamos a poder erradicar a no ser que adoptemos nuevas formas de alimentarnos.

Imagen | Mark & Andrea Busse

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos