Algunas causas de la sensibilidad dental

Sigue a Vitónica

dientesblancos.jpg

Seguro que a casi todos nos suena la expresión dientes sensibles, y es que son muchas las personas que han sentido dolor en los dientes a causa de esta sensibilidad. Incluso nos atreveríamos a decir que es raro el caso de personas que no han sufrido en alguna ocasión sensibilidad dental. Para comprender un poco más este trastorno es necesario que sepamos los motivos por los que podemos tener sensibilidad en los dientes.

La sensibilidad es algo muy desagradable que puede afectar mucho nuestro humor y el bienestar de nuestro cuerpo, ya que los dientes están provistos de muchas terminaciones nerviosas que hacen que esta situación nos cause dolor. Normalmente se suele asociar la sensibilidad a una falta de minerales, aunque las causas por las que aparece pueden ser muchas. Entre ellas debemos destacar el desgaste que sufre la superficie del diente que acaba por restarle fuerza a la hora de hacer frente a los ataques del exterior.

Los dientes están recubiertos de sustancias como el esmalte, que protegen a la perfección y los hacen inmunes a la sensibilidad. A medida que pasa el tiempo esto puede dejar de ser efectivo, ya que la capa superficial de esmalte se pierde y llegamos a una capa menos fuerte y más porosa que hace que los dientes sean mucho más sensibles. Esto es lo que pasa con las personas que tienen el cuello de los dientes al descubierto debido a una retroacción de las encías, que puede deberse aun cepillado excesivo y fuerte, a la acumulación de bacterias que acaban consumiendo la encía, a la falta de nutrientes que fortalecen las encías…

Tener algún diente partido o dañado por algún golpe puede ser una causa de sensibilidad, y es que en esa parte ha desaparecido la capa de esmalte, y la exposición del diente es mayor. Algo similar sucede en otro tipo de dientes como los empastados o los que han sido intervenidos para curar una dolencia. El diente deja de ser tan fuerte como siempre fue, ya que se ha tocado parte de su estructura, y por ello en ocasiones están más sensibles que en otras. Realizar un blanqueamiento dental o someter a la superficie de los mismos al contacto con ácidos como el cítrico... son otra causa posible de sensibilidad, pero simplemente es pasajera y acaba por cesar.

Cuando esto sucede es necesario que fortalezcamos los dientes, siempre y cuando la sensibilidad no esté provocada por una caries u otro tipo de enfermedad. Para fortalecer los dientes utilizaremos compuestos ricos en flúor y nitrato de potasio, así como pastas de dientes indicadas para los más sensibles. Es importante que tengamos esto en cuenta y mantengamos una correcta higiene bucal, pues será la mejor manera de evitar cualquier dolencia.

Imagen | greyman

En Vitonica | El té verde cuida nuestros dientes y encías
En Vitonica | Dientes más blancos con unos sencillos gestos
En Vitonica | Enséñame tus dientes y te hablaré de tu salud

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios