Infección de orina: ¿qué es y como evitarla?

Sigue a

orina.jpg

Las altas temperaturas, el cambio de hábitat y los baños en zonas no adecuadas pueden producir infecciones en el tracto urinario. Son más comunes de lo que pensamos y seguro que en alguna ocasión las hemos sufrido, por eso es importante saber prevenirlas y si tienen lugar detectarlas a tiempo.

La más frecuente y conocida es la cistitis, aunque existen otros tipos de infecciones urinarias como la uretritis y la pielonefritis que se produce en el tracto urinario alto y no en la base como las dos anteriores. A pesar de todo, estas infecciones se pueden evitar siguiendo una serie de pautas básicas.

Los principales motivos por los que se suelen producir este tipo de infecciones son ser del sexo femenino, pues la longitud de la uretra es más pequeña y las infecciones llegan antes al interior. Tener una próstata muy grande en el caso de los varones, ya que no eliminan toda la orina y se quedan restos que pueden dar lugar a infecciones. Usar ropas ajustadas influye en la aparición de infecciones porque provocan que la orina refluya hacia el interior de las vías urinarias.

La retención voluntaria de la orina es otra causa de infección, al igual que la ingesta escasa de líquidos. No hay que olvidar que las personas que tienen diabetes o alguna malformación en las vías urinarias son dos grupos importantes de riesgo, así como las personas que no lleven a cabo una correcta higiene de los órganos urinarios externos.

Evitar las infecciones de orina y las molestias derivadas de las mismas es muy sencillo. Para empezar debemos tomar abundancia de líquidos para mantener limpio el aparato urinario y evitar acumular bacterias. Es importante desocupar la vejiga nada más tener ganas. Aguantar la orina es muy perjudicial, ya que está formada por sustancias de deshecho que lo único que pueden ofrecer a nuestro cuerpo es contaminarlo.

El aseo adecuado es primordial, debe hacerse diariamente y concienzudamente. En las relaciones sexuales es imprescindible utilizar preservativo para evitar infecciones sobre todo si realizamos sexo anal. No usar ropas ajustadas durante mucho tiempo. En el caso de los grupos de riesgo, como son los enfermos de diabetes y malformaciones del aparato urinario, se requiere un especial cuidado, pues deben controlar mucho más la higiene y las condiciones del aparato urinario.

En el caso de que sospechemos tener una infección urinaria porque notamos ardor al orinar o nos duele, es importante acudir al médico pues necesitaremos un tratamiento especial para acabar con ella.

En Vitonica | Ejercicios de Kegel, fortalece los músculos del suelo pélvico
En Vitonica | Los beneficios del agua

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario