Síguenos

tall-short.jpg

El tamaño corporal está muy relacionado con la longevidad. Una persona con una masa corporal en exceso tiene una serie de problemas de salud asociados como por ejemplo a nivel del perfil lipídico, a nivel de los vasos sanguíneos, en las articulaciones debido al sobrepeso, etc.

Pero en este artículo nos centramos en la relación existente entre el tamaño y el riesgo de padecer ataques al corazón. En este caso no hablamos de sobrepeso, obesidad u otras patologías o estructuras anatómicas relacionadas con el tamaño, si no únicamente de la estatura.

Un estudio de la Universidad de Tampre en Finlandia pudo ver que los hombres con una estatura menor de 167.64 cm y mujeres por debajo de 152.40 cm tenían 1,5 veces más probabilidad de desarrollar una enfermedad coronaria que las personas altas.

También tuvieron una mayor probabilidad del 52 por ciento de sufrir un ataque al corazón. Además, un 55 por ciento de probabildiad de morir de forma prematura de cualquier causa comparados con personas mas altas.

Los investigadores hablan explican que las personas más bajitas tienen arteriras más pequeñas las cuales pueden ser coaguladas con mayor facilidad. Sus conclusiones se basaron en un meta-analisis de 52 estudios.

La gente más baja debería prestar especial atención a los factores de riesgo modificables para mejorar su situación desfavorable de partida. Estos factores pueden ser la falta de ejercicio, obesidad, tabaco y dietas altas en grasa.

Bibliografía I European Heart Journal, 31: 1802-1809, 2010

Imagen I Dottie Mae

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios