Para controlar la hipertensión, también hay que reducir el consumo de azúcar

Sigue a Vitónica

hypertension


Siempre hemos creído que la sal era el mayor determinante de la presión arterial en la dieta, sin embargo, recientes estudios están evaluando la seria influencia del azúcar en el desarrollo de hipertensión arterial, por lo tanto, las nuevas recomendaciones indican que para controlar la hipertensión, no sólo el sodio debe moderarse, sino que también hay que reducir el consumo de azúcar.

Los resultados del estudio Intermap publicados a comienzo de este año, muestran una relación entre el consumo de bebidas azucaradas y el incremento de la presión arterial, algo que no sucede con refrescos sin azúcar ni con bebidas con cafeína, por lo tanto, se cree que lo que determina el aumento de la tensión arterial es el azúcar.

Por supuesto, un exceso de azúcar también ocasiona un exceso de calorías que puede llevar al exceso de peso y grasa corporal, lo cual también incrementa la presión arterial, pero aun en personas de peso normal, el consumo de bebidas azúcaradas elevó la presión arterial.

Si bien el mecanismo por el cual actúa el azúcar sobre la presión en sangre no está claro, se cree que su ingesta disminuye las concentraciones de oxido nitrico en sangre, un factor vasodilatador que al no estar presente contrae las arterias e incrementa el riesgo de hipertensión arterial.

Asimismo, se supo durante el estudio que el consumo de azúcar en exceso tiene efectos mayores sobre la presión arterial ante una ingesta elevada de sodio, lo cual habla de una acción sinérgica entre sodio y azúcar.

Entonces, para controlar la hipertensión no sólo debemos controlar el consumo de sodio, sino también, hay que reducir el consumo de azúcar.

Imagen | Comedy_nose

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios