CrossFit: pros y contras

Sigue a Vitónica

Crossfit

¿Sientes que el entrenamiento tradicional en la sala del gimnasio se te ha quedado pequeña? Si estás buscando nuevas emociones y una forma diferente de estimular tus músculos, entonces es hora de probar el Crossfit.

Desde hace un par de años han comenzado a aparecer en España los box de Crossfit, y últimamente se ha convertido en una de las nuevas tendencias de entrenamiento ganando adeptos cada día. Vamos a analizar detenidamente en qué consiste el Crossfit o Cross Training, con sus pros y sus contras.

Un poco de historia del Crossfit


Aunque el Crossfit haya ganado popularidad en estos últimos años, hace tiempo que se viene practicando. Se trata de un entrenamiento total del cuerpo basado en los métodos utilizados por unidades militares y fuerzas especiales.

Como siempre, fueron los americanos los pioneros en tomar este tipo de entrenamiento militar, adaptarlo al público y patentarlo como un programa con una marca registrada en el año 2000. Desde entonces el sistema se ha extendido y se ha convertido en uno de los métodos de moda para ponerse en forma.

¿Se ha convertido el Crossfit en un negocio? Inevitablemente, sí. Más allá de la práctica del deporte, los aficionados al Crossfit lo consideran un estilo de vida, formando parte de una comunidad que comparte entrenamientos, consejos nutricionales, una jerga personal y hasta un modo de vestir característico. Los Crossfiteros forman un grupo enamorado del deporte que practican.

¿Qué trabajamos con el Crossfit?


La idea principal del Crossfit es entrenar las capacidades físicas básicas del individuo a través de ejercicios funcionales. El hecho de trabajar movimientos y cadenas musculares en lugar de músculos aislados favorece el entrenamiento completo y rápido.

En las sesiones de Crossfit se trabaja con una intensidad muy alta y un tiempo reducido: ninguna sesión debería exceder los 50 minutos de duración. Cada día se realiza un Workout of the Day (WOD, “entrenamiento del día”) que consiste en varios grupos de ejercicios funcionales organizados en forma de circuito y regulados por intervalos de trabajo con un descanso escaso.

El trabajo de la fuerza muscular de todo el cuerpo es un básico en el Crossfit, ya que se trabaja con cargas altas y mucha intensidad. También se mejora la capacidad aeróbica y otras capacidades físicas como la flexibilidad, la coordinación o la agilidad.

Los ejercicios del Crossfit


Las sesiones de Crossfit se llevan a cabo en los box, nombre que han dado a sus instalaciones. En los entrenamientos nunca se utilizan máquinas, pero sí material como barras olímpicas, kettlebells o pesas rusas, sacos con distintos pesos o balones medicinales. Además, se trabaja a menudo con ejercicios con el propio peso corporal.

Algunos de los ejercicios más utilizados en los WOD provienen de la halterofilia, como las cargadas de potencia o power clean. Otros son ejercicios más tradicionales como dominadas, saltos sobre alturas, abdominales con carga o flexiones.

Lo más importante es que durante el entrenamiento se realiza un trabajo de alta intensidad y corta duración: son habituales las rondas de ejercicios multiarticulares y funcionales por intervalos de 30 segundos realizando el mayor número de repeticiones posibles de cada uno de los movimientos.

¿Quién puede practicar Crossfit?


Ante la pregunta de si el Crossfit es para todo el mundo, personalmente creo que no: es necesaria una buena base física para poder realizar un buen entrenamiento. Como siempre, esto es algo que podemos mejorar a lo largo del tiempo, de modo que sólo necesitaremos trabajo y paciencia para poder comenzar.

En las clases de Crossfit existen diferentes niveles para los participantes, pudiendo adaptar los entrenamientos a la condición física de los Crossfiteros. Además, antes de entrar en un WOD conviene hacer alguna clase de adaptación en las que se enseña la técnica de los movimientos básicos.

Mucho se ha hablado del uso de “movimientos peligrosos” en el Crossfit: con una buena técnica y un control corporal no debería de haber peligro de lesión. Cada participante debe de ser consciente de sus capacidades y limitaciones para poder trabajarlas y progresar poco a poco. Siempre debemos ser responsables en nuestro entrenamiento.

La base del Crossfit es siempre competir contra uno mismo y conseguir superarse día a día: si bien los Crossfiteros tienen sus propios “juegos” en los que compiten unos contra otros, la superación personal es el pilar principal de este tipo de entrenamiento, y un buen estímulo a la hora de mejorar.

Ventajas del Crossfit

  • Acondicionamiento total del cuerpo: los ejercicios funcionales y multiarticulares nos ayudan a entrenar movimientos completos que implican cadenas musculares, frente a los ejercicios analíticos que se realizan en las máquinas del gimnasio.
  • Diversidad y diversión: el WOD cambia cada día, así que es muy difícil aburrirse. Además, el entrenamiento de Crossfit se realiza siempre en grupo, por lo que el componente social cobra protagonismo.
  • Prevención de lesiones: tanto la ganancia de fuerza muscular como la necesidad de conocimiento de la técnica correcta a la hora de realizar los ejercicios nos ayuda a prevenir posibles lesiones.
  • Adaptación a cada individuo: en las sesiones de Crossfit cada participante trabaja con el peso que él considera apropiado o con su propio peso corporal, además de trabajar en clases de un determinado nivel.
  • Mejoras físicas en poco tiempo: al ofrecer al músculo un estímulo diferente al que suele estar sometido, los cambios se producen en un corto espacio de tiempo, sobre todo al principio. Además, la alta intensidad de los entrenamientos favorece la ganancia de fuerza y la pérdida de masa grasa.
  • Perfecto como entrenamiento complementario para otras disciplinas: al desarrollar las capacidades físicas básicas, el Crossfit es utilizado por deportistas muy diversos como complemento. Desde corredores a practicantes de artes marciales, muchos han confesado estar enganchados.

Inconvenientes del Crossfit

  • Es necesaria una base física buena para poder practicarlo: si nunca has hecho deporte o llevas un tiempo sin moverte deberías realizar primero un acondicionamiento físico en el gimnasio. Una vez que consigas una buena base, lánzate sin miedo.
  • Es necesario un control de la intensidad: bastantes veces he oído “comité al acabar el entrenamiento”. Ojo, yo entreno para encontrarme mejor físicamente, y acabar vomitando no entra dentro de mis planes…
  • Todavía existen pocos box donde se imparta Crossfit, y a veces puede salirse un poco del presupuesto: tiempo al tiempo, cuando crezca como tendencia dispondremos de más lugares de entrenamiento.

Personalmente, me parece una opción muy interesante para complementar otros tipos de entrenamiento: de hecho, en Enero me formaré como instructora de Cross Training, y la verdad es que estoy deseando comenzar.

¿Hay algún Crossfitero en la sala?

En Vitónica | Crossfit una forma de acondicionar nuestro cuerpo por completo
En Vitónica | Vitónica se ha puesto a hacer Crossfit

Deja un comentario

Ordenar por:

46 comentarios