El entrenamiento con cargas ayuda a reducir la tensión arterial de reposo

Sigue a Vitónica

dumbellll

Cuando una persona tiene la tensión arterial alta una de las recomendaciones por excelencia es que realice ejercicio, preferentemente aeróbico, para disminuir en lo posible ese exceso.

Pero realizar ejercicio aeróbico no es la única manera de reducir la tensión arterial. El entrenamiento con cargas también ayuda a reducirla. No obstante, se trata de entrenamient con cargas de intensidad moderada.

La evidencia científica hasta el momento indica que el entrenamiento con pesas de intensidad moderada reduce la tensión arterial sistólica en un 2% y la tensión diastólica en un 4%.

Esto ocurre disminuyendo la resistencia en los vasos sanguíneos, inhibiendo el sistema nervioso simpático después del ejercicio y modificando los sistemas hormonales que regulan la presión arterial.

No obstante y como hemos mencionado al principio del artículo, se desconocen los efectos del entrenamiento con cargas intenso. Los resultados obtenidos en estudios hacen referencia al entrenamiento con pesas de intensidad moderada.

Durante el entrenamiento con cargas intenso, como sentadillas con mucho peso, se puede llegar a alcanzar una tensión arterial sistólica de más de 400 mm Hg. Teniendo en cuenta que una tensión arterial en reposo normal es de 120 mm HG, hablamos de una tensión arterial muy alta. Incluso realizando ejercicio cardiovascular a una intensidad de nuestro consumo máximo de oxígeno la tensión arterial no es tan elevada.

Y esto es porque las contracciones musculares durante un entrenamiento con cargas de alta intensidad son máximas, de manera que ocluyen más los vasos sanguíneos aumentando en gran medida la tensión arterial. De hecho, el entrenamiento con pesas intenso podría aumentar la tensión arterial en reposo.

Esta es una de las razones por la cual las personas hipertensas deben tener mucho cuidado con el entrenamiento de pesas. La otra razón es por la maniobra de valsava, que es cuando realizamos un esfuerzo intenso y queremos exhalar aire con la glotis cerrada, de manera que no podemos espirar, y la presión intratorácica e intracraneal aumentan de forma alarmante, un hipertenso no puede llegar a esta situación.Por ello los hipertensos tienen que trabajar a una intensidad menor con cargas.

Referencia I Strength Conditioning Journal, 31 (1):33-38, 2009

Imagen I TheRem

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios