Entrenamiento aeróbico a intervalos para mejorar resultados

Sigue a Vitónica

runner

Que el ejercicio aeróbico es la mejor manera de quemar calorías todos lo sabemos, pero es cierto que con respecto a este tema existen numerosas teorías y creencias. Muchas son las alternativas que tenemos a nuestro alcance, desplegando un gran abanico de posibilidades que nos permitirá elegir la opción que más se adapte a nuestros gustos. Nosotros en esta ocasión nos queremos detener en un tipo de ejercicio aeróbico que tiene un sinfín de beneficios y que lo convierten para muchos en la mejor actividad aeróbica que existe, se trata del entrenamiento aeróbico a intervalos.

Entorno al ejercicio aeróbico hemos escuchado infinidad de historias. Muchos son los que aseguran que debemos realizar más de treinta minutos para quemar más calorías. Otros son los que aseguran que correr despacio quema más que hacerlo deprisa. Algunos afirman que correr por la mañana es mucho más beneficioso que hacerlo por la tarde o al contrario. El caso es que existen infinidad de creencias y de ideas pre concebidas entorno a la actividad aeróbica. Por eso nosotros en esta ocasión queremos ahondar más en el ejercicio aeróbico por intervalos, que es para muchos la mejor manera de entrenar y queremos saber el porqué de esto.

Antes de nada es necesario que sepamos que estamos del todo sanos para poder realizar este tipo de entrenamiento, pues es bastante intenso y por ello es necesario que no padezcamos ninguna enfermedad cardiaca o anomalía. Si así fuera sería necesario que antes de comenzar a realizar este tipo de actividad acudiéramos al médico para que nos asesorase al respecto. Junto a esto es necesario que nos concienciemos de lo intenso que será este tipo de entrenamiento, por lo que la preparación psicológica debe ser fuerte para que seamos capaces de aguantar todo lo que nos requerirá la actividad.

Mecánica del entrenamiento a intervalos

Este tipo de entrenamiento aeróbico consistirá en la alternancia de intervalos de trabajo al máximo con otros de menor intensidad. De este modo lo que conseguiremos será acelerar el corazón y hacer que vuelva a su estado habitual, consiguiendo que el metabolismo funcione más deprisa. Es por esto por lo que es necesario que las personas que no gocen de buena salud o tengan una base previa en lo que a resistencia se refiere no puedan llevar a cabo este tipo de entrenamiento aeróbico. Con esta técnica el impacto sobre el metabolismo es mayor durando más tiempo el efecto en nuestro cuerpo.

Ventajas de este modo de entrenamiento

Otra ventaja de este modo de entrenamiento es que en un periodo corto de tiempo la quema de calorías es mayor, y es que la intensidad es tan elevada que sometemos al cuerpo a una actividad que requiere altas cantidades de energía. Por ello que sea necesario un alto desempeño de ésta a lo largo del todo el ejercicio. Por ello la efectividad que éste va a tener en nuestro organismo es mayor que otras modalidades de actividad aeróbica. A esto hay que sumar la repercusión a posteriori que tiene en nuestro cuerpo, ya que después de terminar el entrenamiento el metabolismo sigue trabajando y quemando calorías.

Un punto muy importante a tener en cuenta es que este tipo de ejercicio aeróbico al ser tan corto e intenso en el tiempo se centra en quemar solamente grasa sin acabar poco a poco con parte de los músculos. Esto es lo que suele pasar cuando el entrenamiento aeróbico se prolonga demasiado en el tiempo. En este caso al ser concentrado el efecto será mucho más preciso. Eso sí, es necesario que sepamos que para la realización de este tipo de entrenamiento debemos tener una preparación previa y realizar un calentamiento antes de lanzarnos a hacer un minuto a máxima intensidad por dos a intensidad media durante veinte minutos.

Imagen | eelcowest

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios