Excusas (malas) para no hacer deporte en vacaciones y cómo desmontarlas

Síguenos

Playa

Seguro que muchos de vosotros tenéis ese típico amigo que al llegar el verano evoluciona en “saco de patatas”: ya puede ser la persona más activa del mundo, que cuando está de vacaciones no hay quien lo mueva de la silla. Hoy os explico cómo desmontar las peores excusas que nos dan para no hacer deporte en vacaciones.

Tener tiempo libre durante nuestras vacaciones no significa tirarnos en la cama todo el día. Sí, está claro que nos hemos ganado un descanso después de tantos meses de duro trabajo, pero descansar no está reñido con divertirnos, hacer deporte y mantenernos saludables también durante las vacaciones.

Personalmente, si me voy unos días a la playa aprovecho para disfrutar de los deportes de agua e intento que mis amigos se unan: aún así hay algunos que no se mueven de las toallas ni por equivocación. Vamos a ver cuáles son las mejores (o peores) excusas para no hacer deporte en vacaciones y cómo desmontarlas.


  • “¡Hace mucho calor!”: sí, suele ocurrir que en verano hace calor, pero las primeras horas del día o las últimas de la tarde son perfectas para salir a correr, para patinar o para jugar un partido de volley-playa. A esas horas el sol no pega tan fuerte, la temperatura es más baja e incluso suele correr una suave brisa.
  • “Mi gimnasio está cerrado en Agosto”: diría que pocos son los gimnasios que cierren un mes entero en verano, aunque se puede dar el caso. Pero no todo es entrenar en el gimnasio: los ejercicios con nuestro propio peso corporal los podemos realizar en cualquier sitio, e incluso podemos usar los juegos infantiles de los parques de nuestra ciudad como “gimnasio de emergencia”.
  • “Tengo que cuidar de mis hijos/primos/sobrinos”: esto, más que una excusa, es una oportunidad perfecta para hacer deporte. Los niños tienen todo el tiempo libre del mundo durante el verano, y seguro que les encanta que te involucres en sus juegos. Tú te mueves, ellos se divierten y además ganarás muchos puntos para ser su primo o tío favorito.
  • “No tengo tiempo”: ¿en vacaciones? Todos tenemos muchos compromisos, pero entrenar media hora sólo supone un 2% de tu día. Si haces un circuito de entrenamiento HIIT con ejercicios con tu propio peso corporal, no debería tomarte más de 20 minutos. Una rutina Tábata también es una buena opción si vas corto de tiempo.

¿Por qué no utilizas las vacaciones para probar deportes nuevos? ¿o para realizar esos deportes de los que no puedes disfrutar el resto del año?

¡No te acomodes, y muévete también en verano!

Imagen | ForthDude
En Vitónica | Ir al gimnasio en verano es un placer

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios