Compartir
Publicidad

Lo que puedes esperar de una clase de Kundalini Yoga, el Yoga de la energía y la conciencia

Lo que puedes esperar de una clase de Kundalini Yoga, el Yoga de la energía y la conciencia
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como sabéis, existen diferentes tipos de Yoga que podemos practicar tanto en gimnasios, donde se han instalado como una clase más (y de las más demandadas actualmente) como en estudios especializados. Ya os hemos comentado en alguna ocasión la importancia de encontrar el tipo de Yoga que se adapta mejor a nosotros, así como un instructor con el que nos encontremos cómodos y conectemos.

Los tipos de Yoga más demandados suelen ser el Hatha Yoga o el Vinyasa Yoga, basados en el movimiento y la práctica de asanas. Sin embargo, no son los únicos: el Kundalini Yoga o Yoga de la conciencia nos da otra visión de esta práctica basada en la energía y en el trabajo de nuestra mente y nuestro cuerpo.

El Kundalini Yoga es el tipo de Yoga más antiguo que se conoce y está basado en diferentes "senderos" del Yoga que a su vez se basan en textos antiguos como el Yoga Sutra (los textos fundacionales del Yoga escritos por el pensador indio Patañyali en el siglo III a. C. Su difusión a nivel mundial se dio en el siglo XX gracias al yogui Bajhan.

La práctica del Kundalini Yoga se basa en despertar la energía de nuestro cuerpo, que los yoguis visualizan como una serpiente que anida en la base de la columna vertebral y que debe ascender por la misma hasta llegar a la zona de la coronilla.

En nuestro cuerpo la energía se mueve a través de canales que los yoguis denominan "ríos o nadis". Para que la energía fluya por estos canales se usan diferentes técnicas, algunas muy características del Kundalini Yoga, como la "respiración de fuego" (una respiración muy rápida y potente que se realiza solo por la nariz y que lleva el aire hasta el vientre de forma enérgica) y otras que son comunes a otros tipos de Yoga, como las asanas o posturas, los mudras o gestos con las manos y dedos o la meditación.

Durante una sesión de Kundalini Yoga realizaremos un trabajo dirigido tanto al cuerpo (asanas, bandhas o contracciones corporales) como a la mente (a través de la meditación y los mantras, que son palabras o sonidos a los que se atribuye un cierto poder psicológico o espiritual). El uso de mantras es muy habitual tanto al inicio y al final de la clase como en la parte de la meditación.

Mi experiencia después de una sesión de Kundalini Yoga

Kundalini-Yoga

La verdad es que la primera vez que entré a una sesión de Kundalini Yoga me sorprendió mucho, ya que no había leído apenas sobre esta modalidad de Yoga y no sabía muy bien lo que me esperaba. Se realiza un trabajo muy intenso de la respiración, quizás más intenso que en otros tipos de Yoga, que exige una gran concentración y un buen control corporal.

La parte de la "respiración de fuego" fue la que más me costó, ya que no estoy acostumbrada a realizar una respiración tan potente. Pero tengo que decir que sí es muy energética y que tanto en la clase como al salir de la misma la sensación es la de sentirse "con las pilas cargadas", con mucha energía y renovado.

La parte que más me llamó la atención pero que a su vez menos me gustó fue la de los mantras, claramente debido a que, a pesar de que en el Yoga el trabajo de la mente y del cuerpo son indivisibles, yo estaba más acostumbrada a un entrenamiento más físico que mental.

Os recomiendo que, si estáis buscando el tipo de Yoga que mejor va con vosotros, le deis una oportunidad al Kundalini, ya que os puede sorprender.

Imágenes | istock
En Vitónica | Yoga y física: la belleza de los números
En Vitónica | El uso de las correas en Yoga para mejorar la flexibilidad
En Vitónica | El Yoga nos ayuda a regular nuestras hormonas

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos