La natación con manoplas como complemento a la musculación

Síguenos

manoplas

Una propuesta para completar el entrenamiento de musculación mediante pesas: finalizar las sesiones con quince minutos de natación a braza con manoplas. Aunque estos complementos se publicitan como accesorios para aumentar la potencia durante la natación, se pueden emplear como reguladores del tono muscular en los brazos y descompresores de la columna vertebral.

Algunos puristas del culturismo defienden la realización de los programas de musculación de forma exclusiva sin combinarlos con otros deportes que puedan reducir el volumen muscular pero, si el objetivo de la musculación es también aumentar el rendimiento, todo complemento aportará riqueza a la función.

El objetivo de tonificar la musculatura de miembros superiores se logra mediante movimientos muy amplios y conscientes (sintiendo las contracciones) de los brazos durante el gesto de la braza. Es importante que notemos que el hombro llegue hasta los últimos grados articulares, que la flexión de codo es completa y que la tracción que hagamos con los dedos se apoye totalmente en la manopla. La vibración de ésta sobre el agua transmitirá, además, un “masaje” a la musculatura que favorece la recuperación y previene contracturas.

El objetivo de descomprimir la columna se trabaja a la vez que el anterior. Mediante una propulsión exclusiva del tren superior, las vértebras serán traccionadas desde las primeras torácicas (entre los omoplatos) y a la vez retenidas por el peso y la resistencia al deslizamiento de piernas y tronco. Los movimientos deben ser fluidos y suaves.

La mejor confirmación de este consejo es que lo probéis un día. La sensación de relajación en brazos y de movilidad en columna, debería ser evidente. Respecto a las manoplas, no son imprescindibles pero ofrecen un grado más de intensidad al ejercicio. No son caras (entre 15 y 20 euros) por lo que si la prueba es positiva, os lo podéis plantear.

En Vitónica | Natación, una buena elección para hacer actividad física
En Vitónica | Natación para prevenir problemas de espalda
En Vitónica | La natación y los problemas de espalda (I)

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario