Síguenos

gym


Cada vez que hemos cambiado de gimnasio nos hemos dado cuenta que en todos tienen espejos trucados, los hay de todos tipos, pero cada gimnasio tiene un tipo de espejo dependiendo en la zona de entrenamiento que se encuentre, ya que el efecto que se busca debe cambiar dependiendo el tipo de persona que se mira en él.

Así y todo mucha gente quiere pensar que los espejos trucados de los gimnasios no es más que pura fantasía y que todos los espejos son iguales, pero la cruda realidad es que la gran mayoría están trucados, y no estás tal y como te ves en ellos, por mucho que creas que tu cuerpo ha mejorado nada más pisas tu nuevo gimnasio.

Pero seguramente pensemos que no tiene mucho sentido trucarlos, ¿para qué van a trucar un espejo cuando en casa casi todo el mundo tiene un espejo y puede ver la cruda realidad? Vamos a intentar explicar esta cuestión y algunos efectos que se buscan para que tengas claro que la verdad es que están trucados

¿Cuál es el fin de trucar los espejos?

La principal causa de que muchos gimnasios truquen sus espejos es que nosotros al mirarnos nos veamos tal y como queremos vernos, nada que ver con lo que vemos en los espejos de casa que normalmente no están trucados, y así acudir a el con más frecuencia, pensando que vamos evolucionando tal y como queríamos.

Si desde el primer momento que entras en el gimnasio y te miras en el espejo que tienes delante (esto se hace no para ver lo bien que le sienta la ropa del gimnasio o si estamos bien peinados sino que se hace para pulir la técnica) ves que estás mejorando desde que has pisado ese gimnasio, seguramente tengas ganas de acudir día tras día.

Si por el contrario entras en el gimnasio por primera vez y al mirarte en el espejo ves que estás peor que lo que pensabas, es posible que pienses que no tiene solución tu sobrepeso, o que nunca vas a estar tan cachas como tu compañero de enfrente, y puede que decidas dejar en ese momento la idea de ponerte en forma.

cardio

Cada sala un truco diferente

Si bien hay estereotipos diferentes de personas en las diferentes salas, lo normal es que cada espejo se comporte de una manera diferente dependiendo las personas que se miran en los espejos que esa sala posee, pues no es lo mismo la sala de spinning, la sala de aerobic, la sala de mantenimiento o la sala de pesas.

Como os podéis imaginar podemos decir que en la sala de pesas los espejos muestran cuerpos más voluminosos, tonificados e incluso definidos, mientras que en la sala de aeróbic, mantenimiento o cardio se usan espejos que muestren cuerpos más esbeltos, finos y con mejor silueta.

La luz y las sombras

Habréis comprobado en más de una ocasión que todos nos vemos mejor en unos espejos que en otros, casi todo el mundo tiene en su casa o en la de sus padres o en la de un amigo que se ve genial, pero la gran mayoría de las veces nos vemos mejor, no porque el espejo esté trucado con esa intención, sino que depende de como incida la luz en el espejo.

La luz es muy importante ya que las sombras que se crean en nuestro cuerpo dependiendo de como incida en el espejo hace que nos veamos mucho más esbeltos, más definidos, con más volumen, con unos abdominales muy marcados, o todo lo contrario gordos, pequeños y sin definición.

En los gimnasios, aunque parece que pueda estar hecho al azar, se tienen muy en cuenta las luces y como inciden estas en los espejos con el fin de que las sombras que se crean en nuestros músculos no tengan un efecto negativo en el que se mira sino todo lo contrario, que se vea lo más definido y tonificado posible.

26652294_72ee36c8c6_b.jpg

Ángulos, inclinación, concavidad o convexidad

Para conseguir los efectos que se desean conseguir, además de jugar con las luces y sombras, se juegan con variables como el ángulo de posición, la inclinación vertical y la forma del espejo, que puede tender a ser más cóncavo o convexo dependiendo lo que se busque mostrar en él.

Por ejemplo, una inclinación hacia atrás nos hará vernos más altos y esbeltos, una luz trasera o alta y central nos mostrará sombras para ver un abdomen y pecho más grande y definido, un exceso de convexidad en un espejo hará que te veas más alto y delgado, sin embargo un exceso de concavidad más gordo y bajo. Combinando estos parámetros con la luz se consiguen diferentes efectos ó trucos.

Compruébalo

Seguro que no hace falta que lo compruebes porque ya te habrás dado cuenta, yo mismo en el gimnasio noto la diferencia entre el espejo de entreno que me muestra fino y con buena tonificación, que el de la duchas que me muestra con más volumen y definido. Pero hazlo y nos cuentas lo que ves, fíjate en un objeto fijo y al moverte hacia adelante y hacia atrás observa si cambia o no, eso es una prueba innegable de que ese espejo no muestra toda la verdad.

Imagen | Wikimedia, Wikimedia, arkangel

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

43 comentarios