Todo sobre el hombro (III): Lesión del manguito de los rotadores

Sigue a Vitónica

Hombros

En artículos anteriores de la serie ya ha aparecido lo común que es la lesión del manguito de los rotadores. Estos músculos actúan fijando la articulación del hombro, pero esta función la hacen a expensas de tener que sufrir mucho estrés al movilizar o realizar ejercicios con los hombros.

La lesión del manguito de los rotadores puede ser de distinta gravedad, desde un simple sobreesfuerzo que provoca unos días de dolor hasta una patología seria, pudiendo originar una alteración del tendón, un atrapamiento y, en los casos más graves, incluso una rotura.

No os quiero asustar: las lesiones más graves ocurren en personas a partir de los 40 años de edad y se suelen asociar a una combinación de sobreesfuerzo más trastorno degenerativo, pero también es cierto que no se puede olvidar que, mientras más se fuercen estos músculos de forma incorrecta, más facil va a ser ir propiciando su degeneración.

Músculos del manguito de los rotadores

Ya los presentamos en el artículo sobre anatomía del hombro y también en el de biomecánica del hombro. Ahora simplemente los enumeraré:

  1. Supraespinoso (supraspinatus)
  2. Infraespinoso (infraspinatus)
  3. Redondo menor (teres minor)
  4. Subescapular (subescapularis)

En el vídeo (a partir del minuto 1:30) podéis ver estos cuatro músculos bien diferenciados. Fijaos en dos cosas:

  1. El supraespinoso queda justo por debajo de un relieve óseo (acrómion) y de un ligamento (coracoacromial). Es decir, el tendón de este músculo pasa por un canal estrecho. En los movimientos que obliguen a levantar mucho el brazo o hacer mucho esfuerzo con este músculo, es fácil que roce o quede atrapado, provocando dolor o una patología a medio-largo plazo.
  2. Los cuatro músculos que integran el manguito de los rotadores “abrazan” la cabeza del húmero que, de otra forma, estaría “en el aire”. Esto es porque la cabeza del húmero es una “bola” que articula con una parte muy pequeña de la escápula. Esto permite mucha movilidad, pero deja a la articulación muy desprotegida. Necesita la acción de los músculos del manguito para mantenerse en su sitio. Esto quiere decir que los músculos están constantemente trabajando para mantener a la articulación en su lugar.

Fijaos en lo que esto último implica: sin que nos demos cuenta, estos músculos, ya están trabajando mucho, para mantener la articulación en su lugar. Esto hace que movimientos bruscos, imprecisos, descontrolados, sobreesfuerzos continuados… Vayan forzando a los tendones, haciéndolos trabajar, rozar, estirarse, contraerse, chocar contra relieves óseos…

Esto puede dar una patología de mayor o menor gravedad.

En este vídeo corto podemos ver la acción pura de rotación externa. No aparece representado el supraespinoso, aunque haría la misma acción.

Lesión del manguito de los rotadores

Las causas más frecuentes son: escasa vascularización (que no le llegue bien el aporte sanguíneo), sobreuso,  traumatismo, degeneración o deformidad (por ejemplo en el relieve óseo acrómion, que provoce que roce con el tendón).

Es más frecuente que la lesión empiece afectando al supraespinoso, por ser el más superficial, con poca vascularización en su tendón, y que puede comprimirse contra el acrómion en los movimientos y posturas forzadas. Suele afectar más a personas mayores, debido a que una causa muy frecuente, como ya hemos dicho, es degenerativa, aunque claro, puede aparecer en personas jovenes por las demás causas (sobreuso y traumatismo principalmente).

Tratamiento y prevención de la lesión del manguito de los rotadores

En cuanto al tratamiento, variará dependiendo del tipo de lesión. En muchos casos se afectará el tendón, habrá un pequeño desgarro, o simplemente dolor, y podrá aliviarse con tratamiento conservador. Si se produce rotura (casos más graves), será necesario tratamiento quirúrgico. Algunas pautas generales:

  • Aliviar el dolor y la inflamación (medicación analgésica, reposo, hielo…).
  • Mejorar movilidad articular, en caso de que se haya visto reducida (ejercicios suaves específicos).
  • Tonificación y fortalecimiento muscular (también con ejercicios suaves específicos).
  • Evitar desequilibrios musculares y realizar medidas de prevención.

En cuanto a las medidas preventivas, las que nos interesan para el entrenamiento:

  • Entrenamiento específico de la musculatura. Ejercicios para mantener fuertes y flexibles estos músculos, sin trabajar en postura forzada. En Vitónica tenéis ejemplos de ejercicios para fortalecer el manguito de los rotadores sin dañarlo.
  • No obsesionarse fortaleciendo deltoides únicamente. Un deltoides demasiado potente frente a un manguito débil puede provocar que el deltoides traccione hacia arriba del hombro, reduciendo el espacio y favoreciendo la compresión del tendón del supraespinoso. Hay que trabajar todos los músculos de forma equilibrada.
  • Fundamental que la técnica venza al deseo de aumentar el peso levantado. Lo he dicho mil veces: es una articulación muy delicada. Hay que ir trabajando con mayor peso para potenciar la musculatura (recordad, sin trabajar unos músculos mucho y olvidarnos de otros), pero no tiene sentido colocar los hombros en posición forzada, levantar el peso realizando “tirones”, compensaciones, sin controlar el movimiento… No es difícil lesionarse si se somete a los hombros a un entrenamiento muy forzado. Seguro que en los comentarios alguien puede decir algo al respecto.
  • Nunca entrenar con dolor. Parar ante un ejercico que provoque dolor. Bajar el peso levantado, o bien sustituir el ejercicio por otro que no provoque dolor.
  • Calentar antes de entrenar. Nada de estiramientos (estos mejor al final de la sesión), sino realizar el ejercicio con poco peso, para comprobar que se domina la técnica y se realiza el ejercicio de forma controlada. Ejercicios de movilidad de hombro (con pica) de forma suave, controlada, y ejercicios específicos para manguito de los rotadores (como los que he enlazado aquí) pueden servir para preparar la zona para un ejercicio más intenso.

Y para terminar, un ejemplo en vídeo de una superserie de hombros, para que veáis que lo importante es mantener una postura correcta, trabajar con el peso ajustado (ni mucho, ni poco) y, sobre todo, evitar compensar con otras partes del cuerpo, pegar tirones, subir y bajar a distinta velocidad o de forma incontrolada, etc.

Imagen | diegodacal
Vídeos | Youtube, Youtube, lizgor

En Vitonica | Manguito rotador

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios