Compartir
Publicidad
Valoración y diagnóstico en Fisioterapia: ¡no los pases por alto!
Fisioterapia

Valoración y diagnóstico en Fisioterapia: ¡no los pases por alto!

Publicidad
Publicidad

Haciendo ejercicio, practicando deporte o también en la vida cotidiana podemos sufrir lesiones que sean susceptibles de mejorar con tratamiento fisioterápico. Sin embargo, con nuestra vida acelerada, si vamos a sesiones de Fisioterapia a veces pecamos de buscar "recetas fáciles" para aliviar el problema pronto y sin complicaciones. Queremos empezar desde ya el tratamiento, pero no debemos menospreciar el tiempo necesario para la valoración y diagnóstico en Fisioterapia.

En Fisioterapia lo de menos es actuar, es decir, aplicar el tratamiento. No me malinterpretéis, no es que sea sencillo o poco importante: no quiero ser extremista. Lo que quiero decir es que no tiene sentido actuar, "poner las manos" encima al paciente, si no se ha hecho una valoración del problema y se ha llegado a un diagnóstico fisioterápico que permita marcar unos objetivos de tratamiento. Las prisas no son buenas y, en salud, menos.

¿En qué consiste la valoración en Fisioterapia?

Explicado de forma resumida, por valoración entendemos las diferentes pruebas que realiza el fisioterapeuta para recopilar datos sobre el paciente y su padecimiento: características del dolor, zona lesionada, limitaciones de movilidad o fuerza, afectación neurológica...

Pueden ser pruebas manuales, por ejemplo, la prueba para detectar problemas en la plica de la rodilla, o una exploración física de rodilla u hombro.

Pero también pueden utilizarse instrumentos de medición, incluso apps de salud que sirven para analizar la postura o el movimiento mediante el uso de dispositivos móviles, o también medidas como la ecografía para realizar diagnóstico de fisioterapia.

No tiene sentido entrar en una consulta de fisioterapia y pedir que te den un masaje, te pongan una tira de colores o te hagan movilizaciones para curarte de tu lesión si el fisioterapeuta no ha tenido la oportunidad de valorarte y explorar los problemas para pensar en posibles soluciones.

sala_de_fisioterapia.jpg

Diagnóstico en Fisioterapia

Ante una lesión, como las que ocurren en el deporte (caída, golpe, dolor muscular o articular, limitación de movilidad, falta de fuerza...) es necesario acudir al médico para recibir el diagnóstico médico y el tratamiento médico pertinente. Ahora bien, una cosa es el diagnóstico médico, y otra, el fisioterápico, que tiene unas características propias y es obligación del fisioterapeuta.

En el diagnóstico fisioterápico no nos quedamos simplemente con el nombre o la descripción de la lesión, sino que, partiendo de la valoración fisioterápica, se detectan los problemas y se clasifican siguiendo una nomenclatura, dando lugar al diagnóstico fisioterápico.

Es cierto que hay distintos métodos en fisioterapia y que la forma de valorar y llegar al diagnóstico, incluso la terminología empleada varia bastante de un fisioterapeuta a otro. Recomiendo, en caso de leisones deportivas, acudir a fisioterapeutas formados y especializados en estas lesiones, pues tendrán más facilidad para realizar una valoración y diagnóstico adecuados, lo cual dará lugar a una buena planificación de los objetivos. Así, una vez que ya tenemos toda la información, se pueden planificar las sesiones de tratamiento.

Con esta entrada lo que quiero es concienciar a aquellos que acuden con prisa al fisioterapeuta con un volante de su compañía de seguros que pone "calor y masaje" o "onda corta y ultrasonidos", y también a aquellos que pagan sesiones de su bolsillo y que quieren algo rápido que los mande a casa pronto, sin dar tiempo al profesional a poder detectar el problema desde el punto de vista de la fisioterapia.

El buen diagnóstico fisioterápico y las reevaluaciones periódicas son la forma de conseguir el mejor tratamiento para una óptima recuperación. Si como fisios nos limitamos a usar las manos para tratar sin valorar ni gastar neuronas, flaco favor hacemos a los pacientes.

Si como pacientes demandamos tratamiento desde el primer minuto de consulta, y si es un tratamiento cómodo, pasivo e incluye masaje, mejor que mejor, entonces flaco favor nos hacemos a nosotros mismos.

Ahora os toca a vosotros ¿Cómo han sido vuestras experiencias con la valoración y diagnóstico en Fisioterapia?

Imágenes | Thinkstock 1 y 2

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos