El genotipo ahorrador, posible explicación de la obesidad

Síguenos

Genotipo Ahorrador


Las cifras de obesidad están aumentando en todas partes del mundo de manera similar y hoy nos encontramos padeciendo una epidemia global. La primer epidemia no infecto- contagiosa que preocupa a toda la población.

La obesidad se define como un exceso de grasa corporal, es una enfermedad metabólica que involucra cambios en múltiples zonas del organismo trayendo aparejado patologías como hipertensión, diabetes, dislipemias, entre otras.

La similitud entre países de las cifras epidemiológicas de esta enfermedad hacen sospechar la presencia de factores causales comunes. Así, surge la teoría del Genotipo Ahorrador que hace referencia a una estrategia del genoma humano para sobrevivir en tiempos pasados conjugada con el modo de vida actual.

Entonces, el genotipo ahorrador hace referencia a que, en un principio el homo sapiens, primer humano anatómico tuvo que enfrentarse a duras condiciones de vida, ya que debía competir frente a otras especies para salvarse y dedicar largas horas a la caza y recolección de frutas y verduras para sobrevivir.

El hombre primitivo, cazador- recolector debía caminar extensas distancias para poder alimentarse y debido a esto, el organismo fue desarrollando una capacidad biológica para comer todo lo que pudiera cuando fuera posible y almacenar energía al máximo para sobrevivir hasta la próxima comida. Asimismo, el genoma prefería las comidas más grasas ya que aportan más calorías en menor volumen y permiten la supervivencia ante los climas fríos y duras caminatas y los prolongados períodos sin alimentos.

A este comportamiento evolutivo se lo conoce como “genotipo ahorrador”, y más allá de ser una teoría, hasta el momento es un postulado muy adecuado para explicar por qué el contexto cada vez más cómodo y favorable para la vida humana se vuelve perjudicial para la salud y contribuye a la obesidad.

Según la teoría, lo que antes fue un rasgo adaptativo favorable y permitió mantenerse vivo a expensas de los depósitos grasos, hoy predispone a enfermedades crónicas metabólicas.

El contexto actual se compone de comida en abundancia, variada, barata y de gran contenido graso y azúcar, y de menor actividad física y esfuerzos debido al mayor desarrollo tecnológico y maquinarias que requieren menos de la mano de obra humana y más de una persona que se siente a dar órdenes delante de una computadora. El entorno actual combinado con el genoma humano apto para sobrevivir en otro ambiente y contexto es lo que daría origen a la epidemia mundial del siglo 21: la obesidad.

Considero que esta teoría es apropiada y coherente con lo que vivimos hoy en día. El sedentarismo y la alimentación inadecuada nos enferma. El ser humano no esta preparado para ser inactivo físicamente y al mismo tiempo comer, comer y comer.

Vía | Revista impresa: La cocina de hoy para controlar el sobrepeso
Sitio Oficial | FAC
En Vitónica | Análisis en profundidad del problema de la obesidad
En Vitónica | Ambiente obesogénico: otra forma de entender la obesidad
En Vitónica | El estrés y la obesidad se encuentran significativamente relacionados
En Vitónica | Los hábitos del siglo XXI hacen saltar las alarmas

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario