Riesgos de vestir ropa demasiado ajustada

Sigue a

corpiño.jpg

La ropa es un distintivo de cada persona, que dice mucho de la personalidad de cada uno. Es por esto que muchos de nosotros solemos optar por prendas demasiado ajustadas que nos dejan marca en el cuerpo, algo nada bueno para nuestra salud.

Sobre todo las mujeres, y cada vez más hombres con las nuevas modas utilizamos ropas que se ajustan a nuestro cuerpo sobremanera, y es que esto no es nada bueno para nuestra circulación causándonos a la larga diversos trastornos que pueden ser más graves de lo que pensamos. Es importante que conozcamos los riesgos de ir demasiado ajustados, y por eso desde Vitónica os los vamos a contar.

Antes de nada debemos saber que se considera ropa ajustada aquella que nos deja marca en la piel después de muchas horas usándola. Normalmente la ropa interior suele ser demasiado ajustada, o muchos pantalones tienen cierres y cortes que se aprietan demasiado a nuestro cuerpo llegando en algunos casos a sernos incómodos para movernos con naturalidad.

Cuando utilizamos ropa demasiado apretada nuestro cuerpo no se siente cómodo y nos lo dice mediante el dolor o la molestia en la zona ajustada. Esto se debe a que la ropa ceñida es un enemigo de la circulación sanguínea. Cuando nos aprieta demasiado nuestras venas se ven obligadas a contraerse junto al resto de tejidos dificultando el paso de la sangre. Esta situación puede causarnos malestar como hormigueo y adormecimiento de algunas zonas.

Un uso habitual de prendas ajustadas acabará empeorando nuestra circulación con los consabidos resultados para nuestra salud, y es que acabaremos reteniendo líquidos y toxinas derivado de un riego inadecuado. La celulitis y los depósitos de grasa aumentarán en determinadas zonas, al igual que las retenciones de líquidos que serán mayores y más habituales.

El aumento de zonas de grasa y el mal funcionamiento del riego sanguíneo pueden traer consecuencias a nuestro sistema cardiovascular, y es que podemos provocarnos con el tiempo y sin darnos cuenta un mal funcionamiento del corazón, pues al entorpecer la circulación con las prendas ajustadas lo que conseguimos es hacer trabajar más al corazón y fatigarlo, pues tiene que hacer que el riego llegue a todos los tejidos y para ello debe salvar los obstáculos con más presión.

Este aumento de presión desencadena un sistema de desbarajustes cardiovasculares como aumento de la tensión y con ello la presión que tienen que sufrir las arterias, que lo que sumado al aumento de zonas de grasa y líquidos por la falta de drenaje puede causarnos enfermedades cardiacas.

Para evitar esto es importante que elijamos la ropa adecuada a nuestra constitución física. De nada nos sirve enfundarnos en dos tallas menos para parecer más delgados si lo que vamos a conseguir en empeorar nuestra salud.

En Vitonica | Mejora la circulación sanguínea con el Ginkgo Biloba
En Vitonica | Los peligros del exceso de grasa en la barriga
En Vitonica | Conocer, detectar y prevenir un infarto cerebral

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario