Corregir vicios posturales y así prevenir lesiones

Sigue a Vitónica

202965740_683f5d2421.jpg

Los vicios posturales son algo habitual en el gimnasio, y es que la mayoría de los que entrenamos comenzamos sin ningún tipo de ayuda o asesoramiento a la hora de aprender la técnica de los diferentes ejercicios. Por este motivo hoy en día solemos padecer lesiones y malestar derivado de estos vicios posturales. A pesar de todo nunca es tarde para corregirlos, y por ello vamos a dar algunas pautas para lograrlo y entrenar correctamente.

Ante todo lo fundamental es evitar utilizar una carga desfasada que para nada se ajusta a la realidad de nuestra fuerza. Como hemos dicho en infinidad de ocasiones, de nada nos sirve cargarnos de peso si no podemos realizar bien el ejercicio. Esto junto al desconocimiento del desarrollo correcto del ejercicio es la principal causa de las posturas erróneas y las futuras lesiones. Para ello utilizaremos cargas de peso que no nos cueste elevar, pues tienen que suponer un reto para nosotros, pero no que nos sean casi imposibles.

Uno de los vicios que solemos tener a la hora de entrenar es el de separar la espalda del respaldo de la máquina o del banco donde estamos desarrollando la rutina de entrenamiento. Esto se puede corregir, y es necesario que lo hagamos, pues muchas de las lesiones de espalda vienen causadas por este vicio, debido a que cargamos toda la tensión en esta parte del cuerpo. Para lograrlo es esencial que imaginemos que estamos atados al banco y no podemos movernos, y si lo necesitamos nos ataremos de verdad o pediremos a un compañero que nos sujete mientras realizamos el ejercicio y así aprender a hacerlo de manera correcta y evitar volver a usar la espalda.

Apoyarnos en el hombro a la hora de trabajar el tren superior es otro de los puntos en los que solemos fallar, y es que doblarlo hacia dentro para propulsarnos en algunos ejercicios es algo muy habitual que a la larga puede acabar por producirnos dolores, lesiones e incluso el desplazamiento del manguito rotador hacia delante. Para corregir esto debemos evitar cargas muy grandes y tenemos que ser capaces de aislar al máximo los músculos trabajados. Para ello intentaremos mantener un eje en el que el tronco esté colocado recto y los hombros paralelos, si notamos que nos salimos de este eje al adoptar posturas raras debemos andarnos con cuidado, pues podemos estar ante un vicio postural.

A la hora de trabajar con pesos muertos o realizar sentadillas un fallo habitual de la postura es el de doblar ligeramente la columna arqueándola por la zona lumbar. Es una cosa que hacemos sin darnos cuenta y a través de la que concentramos toda la tensión en esta zona. Para evitarlo debemos estirar la espalda por completo, y para ello echaremos todo el trasero hacia atrás y concentraremos el empuje en las piernas o en los brazos según convenga. Es importante que nos sirvamos de un espejo donde podamos ver la postura que adoptamos y corregirla si es necesario.

Estas son algunas de las cosas que debemos tener en cuenta a la hora de entrenar en el gimnasio. Es cierto que son muchas más las que solemos realizar mal, por ello os invitamos a que las pongáis en conocimiento de los demás para así entre todos evitar estos vicios dañinos para el organismo.

Imagen |assbach

En Vitonica | Consejos para evitar el dolor de espalda
En Vitonica | Algunas claves para entrenar de forma correcta en máquinas
En Vitonica | Consejos para evitar que nos duela la espalda al hacer abdominales

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios