Sobreentrenamiento: qué es y sus causas

Sigue a

sobreentrenamiento.jpg

Una de las máximas de muchos de los que asistimos al gimnasio o practicamos un deporte es que cuanto más mejor. Y esto no es así, pues el cuerpo tiene un límite que no debemos sobrepasar. Si esto sucede nuestro cuerpo responderá de forma contraria a la que andamos buscando con nuestro entrenamiento.

Cuando llevamos a cabo sesiones de entrenamiento intensivo y además nos alimentamos de forma deficiente, podemos llegar a estar sobreentrenados. Sobre todo si este entrenamiento intensivo se prolonga por largo tiempo y no se descansa los periodos adecuados (1 semana cada dos meses). Si esto sucede podremos tener una situación de fatiga crónica que minará nuestro rendimiento.

Normalmente el sobreentrenamiento aparece cuando sometemos a nuestros músculos a duras sesiones de entrenamiento sin dejar que se recuperen lo necesario. También influye mucho la periodicidad con la que entrenemos nuestros grupos musculares, pues deben entrenarse solamente una vez por semana para que tengan tiempo de recuperarse.

Pero el sobreebteneamiento no aparece de un día para otro, es la sucesión de varias cosas mal hechas a la hora de entrenar, que debemos evitar. Para empezar, nuestros músculos no se han recuperado como es debido. Cuando nuestros músculos están bajos de tono, doloridos o algo rígidos es consecuencia de que no han descansado lo suficiente. A consecuencia de esto nuestro rendimiento descenderá.

La pérdida de peso también puede ser una causa del sobreentrenamiento, y es que nuestros músculos redirán mucho menos a la hora de entrenar, debido a esta pérdida de masa muscular. Así como no ingerir la cantidad de alimentos necesarios para tener un óptimo rendimiento a la hora de entrenar. Debemos tener una dieta rica en hidratos de carbono y proteínas para obtener un buen rendimiento muscular y evitar la fatiga.

Pero no todo depende de la alimentación, la actitud a la hora de entrenar es fundamental. Es muy importante mantener una actitud positiva para afrontar mejor las rutinas y conseguir evitar la fatiga, que en muchos casos viene condicionada por un bajo estado de ánimo, que se traduce en un bajo rendimiento y cansancio. Por esto es aconsejable tener un compañero de entrenamiento para que nos apoyemos mutuamente.

Otro posible paso al sobreentrenamiento puede ser el dolor muscular que se sufre muchas veces después de un entrenamiento. El músculo se sobrecarga y nos presenta molestias. Si esto sucede es necesario que el músculo se recupere, y para ello debemos aplicar la terapia adecuada como calor en esas zonas, masajes… De esta forma estaremos listo y a punto para empezar de nuevo.

En Vitonica | Entrenar sin perder peso (II): entrar en sobreentrenamiento
En Vitonica | Test para saber si está sobreentrenado
En Vitonica | El fallo muscular… ¿doblemente fallo?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario