Zumo de tomate, un refresco lleno de beneficios

Síguenos

tomate.jpg

Una de las bebidas no alcohólicas estrella del verano es el zumo de tomate. Como todo zumo obtenido de una fruta, este nos ayuda a reponer líquidos y recuperarnos del calor que hace en estas fechas del año. Pero no solamente se trata de un refresco, sino que es una buena fuente de nutrientes y beneficios para el organismo.

Los tomates de por sí son un fruto muy valorado a nivel nutricional a causa de la cantidad de nutrientes que nos aportan. Consumirlos en zumo es una buena manera de conseguir esos nutrientes a la vez que nos refrescamos y logramos que muchas personas que no consumen habitualmente este fruto lo hagan de forma líquida y puedan así recibir infinidad de beneficios entre los que vamos a destacar la cantidad de antioxidantes que nos brinda esta bebida.

Como sabemos, los antioxidantes son necesarios para mantener nuestras células protegidas frente al ataque de los radicales libres que provocan en ellas un envejecimiento prematuro. En ocasiones estas agresiones pueden llegar a dañar el ADN de las células y desarrollar enfermedades como el cáncer. Concretamente el zumo de tomate contiene altas dosis de licopeno, un antioxidante que protege las células de la próstata, por lo que se considera un importante aliado contra este tipo de cáncer.

Pero no solamente contiene licopeno, sino que es un alimento rico en vitamina A y vitamina C. Ambas son necesarias para el buen funcionamiento del organismo. Concretamente la vitamina A es fundamental para mantener una vista correcta y en perfectas condiciones, lo mismo que la vitamina C que es un potente antioxidante que se encarga de mantener nuestras defensas a ralla y proteger las células del organismo.

Su contenido mineral es alto, ya que de entre la lista que nos brinda debemos destacar su alto contenido en hierro, necesario para la producción de glóbulos rojos, sodio, potasio y magnesio. Todos ellos necesarios para mantener un organismo regulado y en perfectas condiciones. A esto debemos sumar su bajo aporte calórico y graso que lo convierten en un perfecto aliado para las personas que buscan adelgazar o mantener su peso, y es una bebida recomendada para aquellos que están enfermos de diabetes a causa de los bajos niveles de azúcares que contiene.

Una serie de consejos pueden enriquecer aún más el zumo de tomate y darle un sabor diferente, ya que podemos añadir una rama de apio, bien entera o licuada. Junto a esto podemos incluir un poco de infusión de anís y zumo de zanahoria que dará un toque dulce y aportará carotenos, un potente antioxidante que junto a los ya existentes en el zumo de tomate nos ayudará a mantener nuestro organismo en perfectas condiciones y protegido de los ataques externos.

Imagen | jordifa

En Vitonica | Frutas y verduras mejoran la calidad de nuestro semen
En Vitonica | 10 zumos sanos con 10 beneficios
En Vitonica | Zumo de cerezas para evitar las agujetas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario