Abdominales isómetricos, una forma diferente de trabajar el tronco

Síguenos

Si nos detenemos en el entrenamiento abdominal, existen infinidad de ejercicios y técnicas de entrenamiento que podemos llevar a cabo. Nosotros intentamos aclarar un poco este tema y hacer que sepamos a cuáles podemos recurrir en cualquier momento. Por ello en esta ocasión nos vamos a detener en otra modalidad de abdominales que nos ayudarán a fortalecer toda la pared abdominal al completo. Se trata de los abdominales isométricos, una manera diferentes de trabajan el tronco que podemos combinar con la manera más tradicional de entrenar los abdominales.

Esta técnica de entrenamiento abdominal es quizá una de las menos conocida y de las menos aplicada, ya que muchas personas ven en ella una pérdida de tiempo, puesto que el trabajo muscular es más concentrado en los músculos involucrados, lo que hace que no notemos quizá tanto el empuje como sucede con los abdominales más clásicos, lo que no quiere decir que el trabajo no sea completo y no estemos incidiendo en los músculos que forman esta parte del cuerpo. Por ello es muy bueno que los incorporemos a nuestra rutina de entrenamiento.

Tensión concentrada en la zona abdominal

La base de los abdominales isométricos es la tensión concentrada en la parte abdominal. Esta tensión se entiende como una contracción constante de los músculos que se encuentran en esta parte. Esta tensión pone a trabajar al máximo las fibras que conforman los músculos para así conseguir un perfecto desarrollo de los mismos y por lo tanto una mejora general de la tonificación y fuerza de esta zona. Una de las máximas de este tipo de abdominales es la concentración de la tensión en una parte determinada para lo que realizaremos una serie de posturas encaminadas a trabajar esa zona.

A la hora de realizar este tipo de abdominales lo que haremos será colocarnos apoyados en los menos puntos de apoyo colocando el cuerpo recto. La filosofía de este ejercicio es mantener el cuerpo recto el mayor tiempo posible. Para ello los puntos de apoyo serán solo eso, apoyo, nunca una descarga de tensión, por lo que serán las puntas de los pies o las manos los lugares en los que nos apoyaremos. La idea es que mantengamos el tronco recto y alineado con el cuerpo mediante la contracción de los músculos abdominales durante el mayor tiempo posible.

Algunas técnicas de abdominales hipopresivos

Existen varias formas de realizar estos abdominales. Las más habituales son colocarnos boca abajo apoyándonos por los codos y por las puntas de los pies colocando todo el cuerpo recto y aguantar así el mayor tiempo posible notando como el abdomen se contrae. Por otro lado podemos realizar lo mismo de manera lateral para así incidir más en los músculos que conforman la parte lateral del tronco. Es cierto que existen otros ejercicios que podemos realizar con aparatos para trabajar tronco mediante los isométricos, pero los que acabamos de comentar son los más habituales y clásicos.

Estos abdominales los puede llevar a cabo cualquier tipo de persona, ya que su desempeño no es costoso ni complejo, y simplemente consistirá en una contracción muscular prolongada. Por ello es un buen ejercicio para mantener tonificada la pared abdominal y así conseguir unos músculos bien definidos. Eso sí, siempre será bueno combinar estos abdominales con otros más clásicos y recurrentes que nos ayudarán a desarrollar mucho más los músculos.

Video | Youtube/Dakidissa

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios