Comer dulces para construir músculo: el secreto de Arnold Schwarzenegger, a prueba

Sigue a Vitónica

musculo

Según cuentan, el truco de Arnold Schwarzenegger era comer dulces para construir músculo. Un editor de la revista Tech Crunch decidió poner a prueba el secreto del conocido Arnold y se sometió a un plan de entrenamiento y dieta durante tres semanas para comprobar si verdaderamente conseguía ganar masa muscular consumiendo dulces.

Construir músculo con ayuda de los dulces

Para poner a prueba el secreto de Arnold Schwarzenegger Berenstein, el editor protagonista de esta experiencia, anoto en una hoja de cálculo sus comidas y contabilizó las calorías que quemaba con una especie de banda que colocada en el brazo detectaba el calor generado, de manera de ser lo más preciso posible.

Asimismo, se midió el porcentaje de grasa corporal con un aparato de bioimpedancia que permitía ver cambios en el tiempo.

Berenstein entrenaba siempre por la tarde, entre las 16 y 18 horas y después del entrenamiento era el momento para consumir sus hidratos en formato de dulces. Posterior a la ingesta de dulces, sólo restaba dormir.

Al día siguiente no desayunaba para evitar que se genere cortisol que suele interferir en la quema de grasas y la dieta contenía en total unas 3500 Kcal por día de las cuales 1500 estaban representadas por los dulces que consumía a la noche, tras entrenar y antes de ir a dormir.

Un dato no menor de la dieta es que fue complementada con Leucina.

dulces

El entrenamiento en el gimnasio era de alta intensidad, con mucho peso, pocas repeticiones y a ritmo muy lento y siempre en el horario de la tarde antes dicho.

Los resultados y conclusiones

Los resultados muestran que el secreto de Arnold Schwarzenegger de comer dulces para construir músculo, sí funciona, pues al cabo de tres semanas se logró tener más masa muscular, perder peso y grasa corporal, aun comiendo ricos helados y dulces justo antes de ir a dormir.

Eso sí, posterior a estas tres semanas los efectos dejaron de ser tan notorios, por lo que se cree que se alcanzó una meseta después de la cual, los progresos no eran significativos.

Los niveles de colesterol total, insulina y otros fueron normales, aunque se incremento el colesterol malo o LDL, aunque se cree que es una variación normal observada en culturistas.

pesas

Conclusión, comer dulces por la noche no engorda, siempre cuando tengamos un entrenamiento intenso cada día y no nos pasemos con las calorías consumidas respecto a las quemadas. Además, es importante saber que si bien se requieren proteínas para ganar masa muscular y el entrenamiento intenso y anaeróbico utiliza hidratos como fuente de energía, también se pueden quemar grasas si las calorías que ingresan son menores a las que utiliza nuestro cuerpo para enfrentar el esfuerzo físico.

En definitiva, este experimento que se realizó en un sólo individuo no tiene validez científica, pero pone en tela de juicio algunas creencias respecto a las necesidades para ganar músculo y al consumo de dulces por la noche.

Entonces, quizá no debemos hacer afirmaciones tan severas y este experimento sea el puntapié inicial para una serie de estudios que evalúen los efectos de los azúcares, el consumo energético y la ganancia muscular.

Claro está que no debemos someternos a este tipo de experimentos si queremos ganar músculo, pues hay otras tantas formas de lograr construir masa muscular sin atiborrarnos de dulces que sabemos, sólo nos brindan un momento de placer, calorías e hidratos simples.

Vía | Directo al Paladar
Imagen | Istolethetv, Lomi21 y USNavy

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios