Flexiones hindú para trabajar hombros, pectoral y tríceps

Sigue a Vitónica

Muchas veces hemos visto como las prisas y las pocas ganas de perder tiempo hacen que no podamos asistir a entrenar. Por ello, y para evitar la pérdida de tiempo en Vitónica solemos ofrecer diferentes ejercicios con los que trabajaremos diferentes partes del cuerpo a la vez. En esta ocasión vamos a enseñaros un ejercicio sencillo que nos servirá para trabajar hombros, pectoral y tríceps a la vez. Se trata de las flexiones hindú, algo que todo el mundo puede hacer y que servirá para entrenar nuestro cuerpo con total normalidad y eficacia.

Las flexiones hindú son una variante de las habituales flexiones, solo que el movimiento en esta ocasión es más largo, por lo que el recorrido y la implicación muscular también lo es, ya que tocaremos mucho más algunos grupos musculares como los hombros o los tríceps que con las flexiones convencionales no trabajamos tanto. Eso sí, es importante que controlemos en todo momento nuestro cuerpo, ya que a pesar de que se trata de un movimiento sencillo, requiere mucha concentración y coordinación entre todas las partes implicadas en el mismo.

Colocación para realizar las flexiones hindú

Para su realización simplemente necesitaremos nuestro propio cuerpo que será el motor y el medio para la ejecución de este ejercicio, además de una esterilla que nos servirá para apoyarnos en el suelo sin hacernos daño. De este modo, una vez tengamos todo preparado que haremos será colocarnos boca abajo sobre la esterilla, de modo que apoyemos las palmas de las manos a la altura del pecho de forma paralela y las piernas estiradas y ligeramente separadas. Las puntas de los pies estarán apoyadas en el suelo haciendo una fuerza ligera sobre las mismas.

Desarrollo de las flexiones hindú

Partiendo de esta postura lo que haremos será elevar, sin levantar las palmas de las manos ni las puntas de los pies, las caderas hacia arriba, de modo que el trasero quede elevado, siendo el punto más alto del cuerpo. La espalda debe estar recta, las piernas estiradas al igual que los brazos, y las palmas de las manos totalmente apoyadas en el suelo mientras que los pies solo lo estarán por las puntas. Desde esta postura será desde donde partamos a la hora de ejecutar este ejercicio. Es recomendable que mantengamos los brazos alerta al igual que la pared abdominal contraída para mejorar el desarrollo y los efectos del mismo.

Desde la postura descrita anteriormente lo que haremos será volver a la postura inicial que es rectos y paralelos al suelo apoyando el peso sobre los pectorales y los brazos . Para realizar este movimiento lo que tenemos que tener en la cabeza o nos debemos imaginar es que somos una ola del mar y como tal nos deslizaremos sobre los brazos que harán intervenir a lo largo de todo el movimiento a los pectorales, hombros y tríceps. En este recorrido mantendremos los brazos activos, ya que son los que realizarán el movimiento, pues las piernas, y en concreto las puntas delos pies, son simplemente un apoyo a la horade realizar el ejercicio. No intervendrán nunca.

Es importante que a la hora de realizar este ejercicio tengamos bien claro el movimiento a seguir y la importancia de hacerlo bien para que podamos incidir en las partes trabajadas como deseamos. Es cierto que se trata de un ejercicio sencillo, pero no está recomendado para principiantes o personas que tienen algún que otro problema de espalda, ya que el riesgo si lo hacen mal es elevado y no merece la pena correrlo.

Video | Youtube/P4Pespanol

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario