Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Chasqueas tus dedos? Pues, ¡atención!

¿Chasqueas tus dedos? Pues, ¡atención!
Guardar
7 Comentarios
Publicidad

Crujir los dedos es uno de los hábitos más comunes en la población, de hecho, seguro que todos vosotros conocéis a multitud de personas que tienen esta costumbre y para los que hacerlo es un verdadero placer.

Pues parece que lejos de producir beneficio, esta costumbre puede afectar directamente a la salud de nuestras articulaciones, así que si chasqueas tus dedos, ¡atención!, no te pierdas este vídeo explicativo sobre las posibles consecuencias de este hábito a primera vista inofensivo.

Según los fisioterapeutas del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, se han encontrado evidencias de que una práctica constante de este hábito, puede conllevar un riesgo a la hora de sufrir algún tipo de problema o lesión articular, y así lo han querido explicar a través de este vídeo informativo.

¿Qué es lo que ocurre?

Cuando chasqueamos los nudillos estamos forzando a nuestros dedos a adoptar una posición donde los huesos quedan separados al máximo, aumentando el volumen de la cápsula sinovial y reduciendo la presión interior. De esta manera, al hacer sonar el crujido, estallan las burbujas de líquido sinovial que recubre la articulación dando lugar al desgaste de ésta.

Como veis, una costumbre que parece no tener importancia y que, sin embargo, puede traernos algunos problemas articulares además de lesiones en los tejidos blandos y en algunas ocasiones, pérdida de fuerza en nuestros dedos.

¿Chasqueas tus dedos? pues a partir de ahora intenta evitar este hábito, o por lo menos reducir la frecuencia con que lo haces, para mantener una buena salud articular.

Imagen | iStockPhotos

Vídeo | YouTube

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos