Síguenos

sauco.jpg

Desde siempre la naturaleza nos ha dado infinidad de variedades y plantas adecuadas para mejorar la salud. El sauco es una de esas plantas que tenemos a nuestra disposición. Se trata de un arbusto que en muchos casos se convierte en árbol y pone a nuestro alcance infinidad de beneficios. Hay que destacar el color pardo claro y las hojas y los tallos están recubiertas por una capa blanquecina de pelusilla. Desde antiguo se usa para curar dolencias, y por ello queremos detenernos en estas cualidades.

El sauco desde siempre se ha apreciado por la madera, pero al margen de esto, tanto sus flores como el tallo y las hojas tienen un gran poder curativo, ya que siempre se han utilizado como hierba medicinal para curar o tratar diferentes trastornos médicos. La manera de consumir esta planta es en infusión dejando secar las hojas y los tallos, al igual que las flores, que nos aportarán no solo beneficios medicinales, sino además algunos nutrientes que no vamos a pasar por alto.

Habitualmente su uso medicinal ha estado encaminado a solucionar problemas del sistema nervioso, tales como espasmos, convulsiones, temblores… Además es un buen diurético a la hora de mantener el organismo depurado, pues entre otras cosas son purgativas. Si aplicamos su jugo de manera externa tienen un alto poder desinfectante y regenerador de los tejidos, por lo que está muy indicado para problemas de la piel e incluso para conjuntivitis, pues nos ayudará a mejorar el estado general de la afección. Sus flores son conocidas como expectorantes, ya que consumidas en infusión nos ayudarán a mejorar el estado de los pulmones en episodios de resfriado.

Pero sus propiedades no se quedan ahí, ya que consumir infusiones de sauco es muy bueno para dotar al organismo de una serie de nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del mismo. Entre ellos debemos destacar el gran aporte de vitamina C que nos brindan sus hojas y que nos ayudará a reforzar el sistema inmunológico del organismo, además de ser un potente antioxidante. La sambunigrina es otro de los principios activos que nos brinda y es precisamente el que tiene un gran poder antiinflamatorio, por eso que sea recomendable su ingesta en procesos catarrales. Otro principio que nos ofrece es la sambucina que es el que nos ayuda a eliminar líquidos, algo muy bueno en casos de gota, artritis…

No debemos pasar por alto el poder laxante y depurativo que tienen sus hojas, y que nos ayudará a conseguir un mejor funcionamiento del organismo, ya que nos ayudará a eliminar toxinas y residuos que le sobran al cuerpo y que en la mayoría de los casos lo único que nos producen será un gran malestar. Por ello las infusiones de sauco pueden ser un gran aliado a la hora de conseguir mejorar la salud de nuestro cuerpo.

Imagen | arquera

En Vitonica | Plantas medicinales contra el resfriado
En Vitonica | Plantas medicinales: ¿una ayuda contra los kilos de más?

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario