Compartir
Publicidad

Cocinar al vapor en microondas: sano, fácil y rápido

Cocinar al vapor en microondas: sano, fácil y rápido
Guardar
10 Comentarios
Publicidad

Si hay algo peor que no saber cocinar eso es no saber cocinar y además tener que cocinar para uno: te da una pereza inhumana ponerte y al final acabas "malcomiendo" cualquier cosa que encuentras en la nevera. Este es mi casa concreto, pero hace unos meses descubrí un accesorio de cocina que me ha facilitado la vida por mil, así que hoy lo comparto con vosotros, por si os puede servir. Es la vaporera o estuche de vapor al microondas: rápido, fácil, sano y sin manchar media cocina, ¿qué más se le puede pedir?

El estuche en cuestión es un cofre realizado en silicona que nos permite conseguir la misma cocción que si hiciéramos los alimentos al papillote; es decir, que los alimentos se hacen en su propio jugo añadiendo solo un poco de agua. Podéis encontrarlo en algunas firmas como Lékué, y también en grandes superficies a un precio muy razonable para el partido que le podéis sacar (de 20 euros en adelante).

Con estos estuches se pueden cocinar verduras, pescados, carnes y mariscos (cada uno con un tiempo de cocción diferente, claro) y se pueden usar tanto en microondas como en el horno. Para un plato completo, por ejemplo, podéis meter dentro del estuche una base de verduras (brócoli, zanahorias, champiñones, berenjenas...) y encima colocáis una buena rodaja de salmón. Echáis un par de cucharadas de agua o cubrís con agua si lo queréis cocido, cerramos la tapa del estuche y lo metemos al microondas.

El tiempo de cocción dependerá de lo que estemos cocinando, pero creo que nunca se me ha ido por encima de los 10 minutos. Lo que más tarda es la carne: la pechuga de pollo suele estar lista en unos seis u ocho minutos.

Si lo hacéis cocido suele quedar muy soso, así que os recomiendo en primer lugar que mezcléis distintos tipos de verduras y que lo cocinéis al mismo tiempo que la carne o el pescado; y en segundo lugar, que echéis mano de las especias que tengáis en la cocina (si vuestro estuche tiene bandeja extraíble podéis colocarlas en el compartimento de abajo durante la cocción).

Beneficios de la cocina al vapor

  • Mejor conservación de los nutrientes de los alimentos
  • Mantiene el sabor de los alimentos
  • Evita calorías extra que sí añaden otros métodos de cocción, como por ejemplo la fritura
  • Es fácil, rápido y limpio

Imagen | Lékué
En Vitónica | Cocinar al vapor: una forma de aprovechar los nutrientes al máximo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos