Compartir
Publicidad

¿Conoces el amaranto? Cinco recetas para sumarlo a tu dieta

¿Conoces el amaranto? Cinco recetas para sumarlo a tu dieta
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Conoces el amaranto? Se trata de un pseudocereal tal como lo es la quinoa, pues si bien es un cereal, tiene una composición particular, muy semejante a una legumbre. Es un ingrediente de gran valor nutricional y con muchos beneficios para ofrecer por ello, os dejamos cinco recetas para sumarlo a la dieta.

Recetas sencillas con amaranto

Para que podamos incorporar este nuevo ingrediente a la dieta sin mayores complicaciones y disfrutar de su alto contenido proteico y su riqueza en grasas buenas, os proponemos probar alguna de las siguientes preparaciones:

  • Plátano con amaranto y nueces: esta receta de nuestros compañeros de Vitónica México es ideal para un postre saludable, colmado de potasio, magnesio, fibra, grasas buenas y proteínas vegetales. Además, capaz de elaborarse en unos minutos.
  • Licuado de chocolate, plátano y amaranto: para una buena y fácil comida post entrenamiento o un desayuno que se resuelve con sólo accionar la batidora podemos elaborar este batido colmado de antioxidantes, calcio, potasio y proteínas de calidad que sacian y nutren al mismo tiempo.
  • Hot cakes o tortitas de amaranto y avena: si estás buscando ideas para variar tus desayunos aquí tienes una alternativa muy nutritiva, ya que estas tortitas se elaboran fácilmente y ofrecen además de proteínas de calidad, fibra, grasas buenas, calcio, potasio, magnesio y vitaminas del complejo B.


1366 2000 21

  • Hamburguesas de lentejas y amaranto: una alternativa vegana a las clásicas hamburguesas de carne que por la combinación de legumbre y cereal ofrecen proteínas completas además de fibra, minerales y vitaminas varias.
  • Barritas de avena, amaranto, almendra y chía: para obtener un snack saludable, muy fácil de elaborar y totalmente vegano, podemos echar mano a esta receta muy sabrosa, rica en fibra y grasas buenas, así como en proteínas vegetales y micronutrientes varios.

Éstas son algunas ideas sencillas para sumar amaranto a la dieta y disfrutar de todos los beneficios que este alimento tiene para ofrecer.

Recuerda que el amaranto se puede emplear como el arroz, cocinándolo en agua para elaborar diferentes preparaciones, o bien, podemos elaborar palomitas de amaranto colocando la semilla como tal en una sartén.

Otra opción es emplear el grano de amaranto sin cocción como si fuera una semilla más para aportar textura crujiente al yogur, una ensalada, una masa de pan u otra preparación.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos