Debates fitness: cenar o no cenar hidratos (I)

Sigue a

Debate


Si algo he aprendido, en los dos añitos que acabo de cumplir en Vitónica, es que existen un montón de temas relacionados con el fitness los cuales dan lugar a debates en los comentarios de los post, ya que muchos de ellos tienen un montón de mitos, estudios antiguos, dirigidos y opiniones dispares que hace que cada vitónico tenga una opinión al respecto del mismo.

Así que he pensado que sería una buena idea realizar un post con un tema semanal de debates fitness, los temas los recogería en las redes sociales que manejamos (twitter o facebook) e iría exponiendo cada uno semana tras semana, dando mi opinión al respecto. Para empezar he elegido un tema que resulta muy polémico: cenar o no cenar hidratos.

Porqué se defiende que NO hay que cenar hidratos

Una máxima del fitness, que siguen la mayoría de los culturistas profesionales, es no meter grandes cantidades de carbohidratos por la noche, ya que como después no se va a hacer ejercicios estos llenan los depósitos de glucógeno del cuerpo y, al no ser vaciados, el resto se transforma en grasa para almacenar esa energía ingerida.

El tópico que habremos oído muchas veces es “nunca metas hidratos a partir de la 18h de la tarde”, así te asegurabas que los hidratos de carbono no se transformasen en grasa, comiendo exclusivamente proteína y con un poco de grasa insaturada que aporta tantos beneficios.

Si bien en etapa de volumen se puede ver como se mete en la dieta culturista cantidades de arroz o patata cocida para asegurar el músculo, metiéndole energía y que así no catabolice, ellos objetivan que lo hacen, no porque no engorde, sino para salvaguardar el músculo que se está creando en esa etapa, mientras en definición la proteína es la reina de la cena.

Porqué se defiende que SÍ hay que cenar hidratos

Ahora bien, en el otro lado de la balanza están los que aseguran que siempre que se respeten la cantidades de macronutrientes que necesita el individuo diariamente da igual la hora en que se coman los hidratos, incluso si se mete un buen plato de arroz en la cena. Si necesitamos una cantidad concreta diaria de hidratos debemos asegurarla y no por ello engordaremos.

Estos estudios ponen como ejemplo ciclistas, tenistas, futbolistas, maratonianos… deportistas que meten a cualquier hora del día hidratos de carbono, bien sea por la mañana o por la noche, y que estos nunca tienen un índice de grasa muy alto, es más todos ellos tienen una grasa corporal muy por debajo de la media de una persona normal.

Proclaman a voces el mito de los hidratos en la cena y que son vitales para la recuperación en cualquier deporte, bien sea cardiovascular o un ejercicio muy intenso como son las pesas, incluso cuando se está en reposo el 30% de las calorías consumidas provienen de este macronutriente, así que, según defienden, se puede meter a cualquier hora porque siempre se van a utilizar.

ARROZ

Mi opinión al respecto del tema

Para empezar decir que no me creo todos los estudios que salen a pies juntillas porque hay muchos que demuestran una cosa y otros que demuestran lo contrario, y lo que hago es intentar probarlo, experimentar y ver lo que realmente ocurre en mi organismo en relación con mi actividad, y si se da al 100% o con excepciones.

Por un lado ambos coinciden en que si el cuerpo necesita una cantidad de macronutrientes se le debería dar, unos antes de la tarde y otro a cualquier hora del día. Eso lo tengo bien claro ciertamente, el cuerpo necesita esa cantidad de macronutrientes para un objetivo, pero es importante saber cuándo se debe recargar, no me cabe en la cabeza que se llegue a cenar con necesidad de tener que meter aún un plato de arroz a no ser que se haya entrenado justo antes y se tenga que recargar.

Con esto digo que las necesidades de macronutrientes se deben ir cubriendo a lo largo del día, y sobre todo antes de entrenar para tener energía y después de entrenar, y si se entrena a la mañana o la tarde se habrán cubierto la mayor parte de la cantidad de hidratos que se necesitan a lo largo del día, y por la noche no veo necesario meter muchos hidratos, pudiendo meter ensaladas o verduras que no aportan tanta energía excesiva.

Cada uno defiende su terreno, los primeros optan por lo más extremo asegurarse que no se debe coger más grasa que la que protege el músculo, mientras que los segundos ponen ejemplos de gente que hace cardio a saco y sus necesidades de energía son muy elevadas, además de que su porcentaje de músculo nunca es muy elevado ya que no se dedican al fitness sino a deportes específicos.

En resumen, no meto muchos hidratos en la cena si no he entrenado hace menos de dos horas, usando verduras o ensaladas para mejorar elevar algo el nivel de insulina y que así sea correcta la función de la proteína mientras dormimos, que es el momento idóneo para que las hormonas anabólicas, como testosterona y hormona de crecimiento, alcancen sus picos.

Pero todo esto hay que pensarlo dependiendo del biotipo de la persona, esto es, si esa persona es ectomorfa no debería de dejar meter hidratos en la cena, necesita un extra de energía ya que tiene un metabolismo tan elevado que desgasta todo lo que come así que es importante intentar mantener el cuerpo siempre con energía suficiente.

¿Cuál es tu opinión

Esa es mi humilde opinión, pero ahora en Vitónica queremos saber tu opinión y sirva para abrir un pequeño debate en los comentarios de este post sobre lo qué piensas acerca de cenar o no cenar hidratos en la cena.

Imagen | Wikimedia commons, Wikimedia commons

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios