Consejos para conservar correctamente los alimentos congelados

Sigue a

congelado

Sobre la alimentación y su correcto desarrollo existen muchas dudas en la mayoría de nosotros. Desde luego si una cosa tenemos clara es que alimentarnos de manera correcta es esencial a la hora de conseguir una buena salud. Ante todo los alimentos nos aportan nutrientes que son los causantes de esa buena o mala salud. Por ello en esta ocasión queremos detenernos en un tipo de alimentos y una pregunta que nos hacemos todos y es saber si los alimentos congelados tienen los mismos nutrientes que los frescos.

Es cierto que nos ayuda mucho a la hora de conservar los alimentos durante más tiempo, lo que hace que también los alimentos se puedan mantener por más tiempo y fuera de temporada, abaratando así su precio. A pesar de todo, la congelación alimentaria ha estado desde sus inicios en tela de juicio. Por ello en esta ocasión vamos a detenernos en algunos aspectos a la hora de conservar los alimentos de este modo, y aprovecharlos al máximo.

La congelación consiste en utilizar un alimento en un momento de frescura y madurez óptimo. Este alimento se somete a una temperatura muy baja que hace que ser quede congelado y su proceso de deterioro propio del paso del tiempo se detenga, conservando todas sus propiedades hasta el momento de su descongelación y consumo. Esta es la teoría de un correcto congelado, pero pueden pasar muchas cosas que empeoren este aporte nutricional.

Conservación óptima

Ante todo vamos a detenernos en la conservación de los congelados. Como su nombre indica, se trata de alimentos congelados que se ponen a disposición del consumidor directamente mediante esta forma de conservación. Pero efectivamente es importante mantener una temperatura constante para que el alimento no sufra ninguna alteración. Conseguir que la temperatura sea la adecuada es fundamental a la hora de preservar todas las bondades nutricionales del alimento.

Respetar el ciclo de frío es fundamental para que los alimentos congelados tengan garantías para con el consumidor. Por este motivo es imprescindible adquirir estos productos en establecimientos homologados y que cumplan con los medios adecuados para este tipo de mercancías. Comprobar que las cámaras están limpias y cuidadas y que los productos que en ellas están no tienen escarcha ni nada parecido es esencial para saber si se ha mantenido el ciclo de frío correctamente. Lo mismo debemos hacer al transportarlos. Mantener el frío mediante bolsas térmicas es fundamental, así como comprar los congelados en último lugar, para evitar que se pierda el ciclo de frío.

Descongelación

La manera en la que vamos a descongelar los alimentos es importante para preservar al máximo los nutrientes. Hacerlo de manera brusca y rápida metiendo el alimento al horno o a cocinar directamente no es la mejor opción, pues los cambios rápidos de temperatura son destructivos con nutrientes como las vitaminas. Por ello es importante respetar el ciclo de descongelado que se realizará en la nevera, donde poco a poco la temperatura del alimento se bajará para después cocinarlo.

Esto no siempre es así, pues existen muchos alimentos congelados que se pueden preparar directamente, aunque esto debemos hacerlo siempre y cuando el fabricante así lo indique. A la hora de descongelar un alimento debemos colocarlo en un recipiente con una rejilla donde caiga el agua del descongelado y no esté en contacto con el alimento, pues esto generará bacterias y pérdida de determinados nutrientes. Lo mismo sucede al descongelar en microondas, se puede hacer, pero no es lo más recomendable, pues perderemos parte de su valor nutritivo.

Imagen | stevendepolo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios