Compartir
Publicidad

Pesarse los sábado por la mañana puede ser una buena opción

Pesarse los sábado por la mañana puede ser una buena opción
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Ya hablamos en su día de que pesarse con frecuencia puede ayudar con la pérdida de peso. Saber cuál es nuestro peso, aunque sea una vez por semana, nos hace más conscientes de ello y propicia que tomemos medidas si queremos perder o no aumentarlo.

No hay una respuesta válida y absoluta a la pregunta de: ¿cuándo es mejor pesarse? El peso depende de muchos factores, pero sí podemos hacer que el dato sea más fiable pesándonos siempre en las mismas condiciones: mismo día, a la misma hora y con la misma báscula. Y, mejor, si el día de antes solemos tener siempre la misma rutina en cuanto a horarios de comidas y/o ejercicio.

¿Por qué pesarnos los sábados por la mañana?

De lunes a viernes solemos tener una rutina más o menos fija, por tanto, el sábado por la mañana solemos romper la rutina semanal. Digamos que, después de unos días de hábitos y horarios estables, habrá menor margen de fluctuación en el peso.

¿Por qué pesarnos por la mañana? por la misma razón que antes, para evitar que el peso fluctúe porque hayamos hecho una comida copiosa, hayamos bebido mucho o hecho ejercicio. Después de unas 7-8 horas de sueño, el organismo ha estado en un estado metabólico estable, lo que hace que el peso no vaya a cambiar mucho de una hora a otra.

De todos modos, es cuestión de gustos personales. Pero os anmimo a hacer el siguiente experimento: pesarse el sábado por la mañana, recién levantado, después de ir al baño y sin ropa. Repetir la misma operación el lunes por la mañana. Normalmente el lunes por la mañana solemos pesar más por los excesos del fin de semana. También podéis pesaros a primera hora de la mañana y a primera hora de la noche para comprobar como el peso cambia a lo largo del día, incluso 2-3 kilos.

A largo plazo, pesarse el mismo día, a la misma hora y en las mismas condiciones, establece de forma más fiable cómo va cambiando nuestro peso. Al contrario de si nos pesáramos cada semana un día diferente o a diferentes horas, donde sí veríamos que el peso fluctúa más.

Mi consejo es que adquiráis el hábito de pesaros de forma frecuente, una vez cada semana, el sábado por la mañana. Y si utilizamos una aplicación para monitorizar el peso, mejor que mejor, así podremos ver con el tiempo cuál es la tendencia de nuestro peso.

Imagen | iStockphoto

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos