Compartir
Publicidad
Publicidad

Kéfir de agua, la solución para los intolerantes a la lactosa

Kéfir de agua, la solución para los intolerantes a la lactosa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En anteriores ocasiones hemos hablado del kéfir y sus propiedades. Pero en lo que no solemos reparar cuando lo hacemos es en las personas que padecen intolerancia a la lactosa. En estos casos no es viable la ingesta de este alimento, ya que el perjuicio es mayor que el beneficio a la larga. Por ello en esta ocasión queremos presentar el llamado kéfir de agua y detenernos en sus propiedades.

A priori las propiedades generales del kéfir de leche no distan demasiado del de agua. Por ello en este post vamos a hacer un análisis al respecto. La morfología del kéfir de agua es similar a la del normal, solo que en este caso en vez de leche, lo que le añadiremos para su elaboración es agua mineral, un higo o un dátil, azúcar moreno y medio limón cortado en 4 trocitos. Todo lo meteremos en un bote bien tapado para que no se escape el gas y dejaremos que produzca la bebida que vamos a consumir.

Diferencias entre kéfir de leche y de agua

La diferencia del kéfir de agua con el de leche está simplemente en la textura y el sabor. El de agua se parece a una limonada. Quizá tiene mucho que ver el tipo de ingredientes que utilizaremos, y que hemos descrito anteriormente. Además, el proceso de fermentación hace que la bebida quede gasificada, con lo que puede ser un buen refresco muy saludable. Lo podemos tomar en cualquier momento del día, pero es recomendable hacerlo siempre en ayunas para asimilar mejor sus nutrientes y así sacarle el máximo provecho.

Propiedades digestivas por un tubo

Entre las propiedades que nos aporta esta bebida vamos a destacar en primer lugar hay que destacar su poder diurético y digestivo. Nos ayudará a mejorar el estado intestinal, estomacal y a la vez conseguiremos un mejor tránsito intestinal, haciendo que nuestro sistema digestivo esté en perfecto estado. Esto nos ayudará a aumentar las defensas frente a potenciales enfermedades o ataque bacterianos del exterior a través del sistema digestivo.

El fin para gases y flatulencias

Es muy bueno a la hora de acabar con los gases y flatulencias que pueden aparecer en los procesos digestivos. Es una buena manera de evitar la hinchazón derivada de una mala digestión. A diferencia de otras bebidas gaseosas, el kéfir de agua es totalmente beneficioso para el organismo en lo que a gases se refiere.

iuoiu

Un refuerzo potente de las defensas

Al regular el proceso digestivo en general, el kéfir de agua es un aliado de la flora intestinal. Esto nos permitirá hacernos más fuertes de cara a invasiones bacterianas. Es por ello un potente fortalecedor del sistema inmunológico del organismo. Como comentábamos antes también tiene propiedades depurativas que nos ayudarán a eliminar toxinas del organismo y notarnos así una piel más limpia y más saludable.

Una ayuda para controlar el peso

Si por si fuera poco, no podemos olvidar que estos aportes y fortalecimientos a nivel digestivo harán que optimicemos al máximo el proceso de asimilación de los alimentos. Las digestiones las realizaremos más rápido y la asimilación de nutrientes será mucho mejor. De este modo lograremos acelerar el metabolismo y esto incidirá directamente en el peso, que lo controlaremos al máximo, haciendo que adelgacemos y nos sintamos mejor.

Iamgen | IStock Imagen 2 | IStockPhotos

En Vitónica | El kefir, un yogurt fuera de lo normal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos