Compartir
Publicidad

Licopenos: el tesoro escondido en los tomates

Licopenos: el tesoro escondido en los tomates
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Los licopenos son pigmentos naturales que le confieren color rojizo a los alimentos. Pertenecen al grupo de los carotenos, pero en este caso, el licopeno no es precursor de vitamina A como sucede en otros casos.

Estos pigmentos se encuentran en la sandía, pomelos, ají morrón rojo,y la mayor cantidad la concentran los tomates. Esto es una muy buena noticia para todos, ya que el tomate es un fruto muy versátil y que, generalmente nos apetece a todos.

Los licopenos poseen función antioxidante por excelencia, es decir previenen el daño celular al neutralizar los radicales libres que se generan en procesos oxidativos. Cuando la cantidad de radicales libres excede a los agentes antioxidantes se pueden generar afecciones severas como aterosclerosis, inflamaciones, enfermedades pulmonares y múltiples tipos de cáncer.

Especialmente, se ha observado en investigaciones previas que el licopeno ejerce protección ante el cáncer de próstata y el infarto de miocardio.

El licopeno no puede ser producido en el interior de nuestro organismo, por lo tanto sólo lo podemos obtener mediante la ingesta de alimentos ricos en él. Los alimentos concentrados a base de tomate son una excelente fuente de este antioxidante, entre ellos, extracto de tomate, salsas de tomate, jugo de tomate o ketchup.

A continuación se describe el contenido de licopenos de algunos alimentos:

  • 1 taza de sopa de tomate: 24.8 mg de licopenos
  • 1/2 taza de salsa de tomate: 19.4 mg de licopenos
  • 1/2 taza de tomate en lata: 11.8 mg de licopenos
  • 1 taza de sandía: 7.8 mg de licopenos
  • 2 cucharadas soperas de ketchup: 5.1 mg de licopenos
  • 1 tomate mediano: 3.7 mg de licopenos
  • 1/2 taza de pomelo: 1.8 mg de licopenos


A pesar de que aún no existe una dosis de licopeno establecida universalmente y considerada como saludable. Se ha observado que incluir al menos 1 tomate por día a nuestra dieta disminuye el riesgo de sufrir enfermedades, es decir, el licopeno ya ejerce su efecto antioxidante.

Debido a que el tomate se puede utilizar con facilidad en diferentes platos, no estamos obligados a pensar mucho a la hora de incluir licopenos a nuestra mesa familiar. Por eso considero que esta fruta (que acostumbramos a llamar verdura) es un pequeño alimento que esconde un gran tesoro para nuestra salud.

En Vitónica | Los tomates Raf tienen mayor poder antioxidante En Vitónica | Contra los radicales libres

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos