Compartir
Publicidad

Eternos enfrentamientos entre alimentos: ¿cuál es mejor?

Eternos enfrentamientos entre alimentos: ¿cuál es mejor?
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad


En nuestra dieta existen alimentos varios, entre los cuales podemos elegir libremente, sin embargo, cuando el mercado amplió la oferta y las alternativas crecieron, surgieron las confusiones y los eternos enfrentamientos entre alimentos que nos llevan a preguntarnos ¿cuál es mejor?.

La realidad es que en estos enfrentamientos siempre creemos que debe haber un ganador, aunque no debería ser así, sino que un alimento puede ser recomendado en algunos casos mientras que el mismo puede ser desaconsejado en otras condiciones. Así, analicemos los siguientes enfrentamientos alimentarios:

  • Mantequilla o margarina: siempre la balanza se ha inclinado a favor de la margarina, pues al ser de origen vegetal no contiene colesterol, sin embargo, puede tener menos vitaminas y minerales y cantidades importantes de grasas trans que resultan más peligrosas que las grasas saturadas de la manteca. En término de calorías y grasas totales, no existen grandes diferencias, por ello, la recomendación es que podemos incluir cualquier opción siempre y cuando lo hagamos con moderación, pues son concentrados en grasas que no necesitamos en importantes cantidades. Y si la margarina posee aceites hidrogenados, mejor escoge manteca.
  • Pan o galletitas: el pan siempre ha sido cargado de mala fama. Se cree que el pan engorda y que las galletitas son la versión liviana del panificado. Sin embargo, las galletas tienen más grasa que el pan, a veces son grasas trans, y no siempre son igual de agradables al paladar que una gran rebanada de pan. La realidad es que ninguno es mejor que otro, pero lo importante es saber que 3 pequeñas galletas tienen igual cantidad de calorías que un bollo pequeño de pan blanco, es decir, las primeras son más concentradas en calorías y por eso, en menor volumen dan menos saciedad.
  • Carnes rojas o blancas: las primeras siempre se llevan la peor parte, quizá porque tienen más ácido úrico, pero también tienen más hierro, un mineral fundamental para el organismo. Respecto a grasas y calorías, todo depende del corte de carne escogido, ya que un bife de carne vacuna magra puede tener menos calorías que un ala de pollo, y un trozo pequeño y magro de cerdo puede tener menos colesterol que un muslo de pollo. Así, la única restricción que puedes encontrar ante las carnes rojas es el ácido úrico, pero si deseas cuidar tu dieta en términos de grasas y energía, sólo debes escoger los cortes más magros de carne, sea cual sea su color.


Como podemos ver, no existen alimentos buenos o malos, pero si debemos erradicar estos dilemas entre alimentos que lo único que hacen es confundirnos más, porque en realidad, son alimentos diferentes y que podemos incluir en una dieta variada escogiendo uno u otro según nuestras necesidades y las particularidades del mismo.

En Vitónica | La carne, ¿roja o blanca?
En Vitónica | Diferencias nutricionales entre el pan blanco y las galletas. Tabla comparativa
En Vitónica | Mantequilla o margarina, ¿cuál es mejor?
Imagen | Oskay y Capgros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos