Compartir
Publicidad
Publicidad

Las calorías de la comida rápida

Las calorías de la comida rápida
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Cuando hablamos de comida rápida, muchas veces se dibuja en nuestra mente una hamburguesa, pero esta denominación engloba muchos más alimentos, tales como la pizza, patatas fritas, sándwiches y demás, ya que es la calidad de la comida la que nos permite denominarla comida basura o chatarra.

Para que sepamos un poco más al respecto y conozcamos acerca de su calidad nutricional, te mostramos las calorías de la comida rápida, siendo la mayor parte de éstas, derivada de grasas de mala calidad, así como de harinas refinadas y azúcares simples. Todo ésto sin considerar el sodio que estos alimentos suelen tener que también resulta nocivo en elevadas cantidades.

La comida rápida en calorías

  • Una hamburguesa completa incluida en cualquier menú de un comercio de comida rápida posee entre 500 y 600 calorías.
  • Una simple hamburguesa con queso (cheeseburger) posee 350 calorías.
  • Una porción mediana de patatas fritas posee en promedio 400 calorías.
  • Un vaso de Coca Cola mediano posee 200 calorías.
  • Un sándwich simple de jamón cocido y queso posee 250 calorías.
  • Un sándwich con 100 gramos de pan, jamón, queso, lechuga, tomate y mayonesa posee alrededor de 400 calorías.
  • Un helado chico (1/taza) posee alrededor de 190 calorías.
  • Una hamburguesa de pollo sin huevo frito posee alrededor de 400 calorías.
  • Dos porciones de pizza (2/8) poseen en promedio 360 calorías.
  • Una porción mediana de aros de cebolla fritos posee 370 calorías.
  • Un perro caliente pequeño posee 350 calorías.


Como podemos ver, muy pocas de las comidas rápidas que encontramos en la actualidad son bajas en calorías y la mayor parte de ellas, poseen en su composición, poca o nula cantidad de fibra, vitaminas y minerales, pero por el contrario, poseen carnes grasas, salsas, azúcares simples en el caso de refrescos, harinas refinadas y mucho sodio.

Un menú en un local de comida rápida que incluya hamburguesa, refresco mediano y patatas fritas, puede alcanzar fácilmente las 1000 calorías, todo ésto sin contar postre, con el cual podemos agregar entre 400 y 600 calorías más.

Con estos números, claro está que la comida basura no es para comer todos los días, sino que, lo recomendable es limitarnos a consumirla ocasionalmente, ya que un exceso de calorías por un día no nos hará ganar peso, pero no sucederá lo mismo si continuamente superamos las calorías que necesitamos para equilibrar con el gasto diario.

En VItóncia | Análisis nutricional de un menú Big Mac
En Vitónica | Análisis nutricional de un menú Big King
En Vitónica | Análisis nutricional de una porción de helado
Imagen | Arugatse

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos