Compartir
Publicidad

Las frutas escarchadas, un dulce típico de Navidad que no es tan sano como se cree

Las frutas escarchadas, un dulce típico de Navidad que no es tan sano como se cree
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los postres típicos de esta época del año son las frutas escarchadas. Las podemos encontrar presentes en infinidad de productos tales como turrones, roscones de reyes, bizcochos, tartas e incluso solas. Es cierto que es un manjar y para muchos es una de las opciones más saludables a la hora de ingerir un postre en Navidad. Por este motivo, y porque se trata de una falsa creencia, queremos detenernos en las frutas escarchadas y en lo que realmente esconden.

Que la fruta es sana todos lo sabemos y por ello es muy recomendable su consumo a diario. En un potente e importante contenedor de vitaminas que nuestro cuerpo necesita para funcionar perfectamente. Esto precisamente es lo que lleva a confusión a la gente con las frutas escarchadas. Muchas veces se piensa que es un postre muy sano y bajo en calorías y nosotros por eso queremos detenernos en este punto y ver que no es así.

La presencia del azúcar en la elaboración de la fruta escarchada

Ante todo hay que tener presente que se trata de un dulce y como todo dulce es eso, dulce. Su contenido en azúcar es elevado y esto es lo primero que debemos tener presente. De hecho la fruta escarchada se llama así por el aspecto que el azúcar le da. Es como si se tratase de una escarcha sobre ellas que además de hacerlas más dulces, ayuda a conservarlas y evita que se estropeen con el paso del tiempo.

Un proceso de conservación a base de azúcar refinado

El escarchado consiste en dejar fermentar las frutas con un proceso en el que el azúcar es esencial. Como si de un sazonado se tratase, la fruta se coloca en cantidades elevadas de azúcar, concretamente 80 gramos por cada 100 gramos de producto. Es cierto que gracias a este proceso o a otros similares como el almíbar, en la antigüedad se podía conservar la fruta mucho tiempo y trasportarla de un lugar a otro durante semanas.

Uno de los postres navideños que más azúcar contiene y algunas alternativas al mismo

Hoy en día el escarchado ha quedado solo como una modalidad de preparación de la fruta. El problema no es que sea fruta, pues ésta sigue siendo sana igualmente. El verdadero problema está en las ingentes cantidades de azúcares que consumimos con este postre. Es más, la fruta escarchada, pese a ser fruta, contiene mucho más azúcar que muchos otros postres. Por eso es una bomba calórica que debemos controlar en estas fechas.

Por ello si queremos decantarnos por un postre saludable en Navidad, la fruta escarchada no es la mejor alternativa. Es mejor utilizarla como aderezo o como adorno en determinados postres o para endulzar cafés o infusiones sin más. Si queremos endulzarnos con frutas es mejor alternativa los dátiles o las pasas, pues simplemente son frutas secas en la propia fructosa que es la que les da el sabor dulce, pero su índice glucémico es mucho más bajo.

Imagen | Nacho

En Vitónica | Dulces navideños más recomendables

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio