Publicidad

Los edulcorantes artificiales, ¿pueden generar más hambre?

Los edulcorantes artificiales, ¿pueden generar más hambre?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Los sustitutos del azúcar son habitualmente empleados para reducir el aporte calórico derivado de azúcares, sobre todo, en dietas para perder peso, pero un reciente estudio publicado en la revista Cell Metabolism pone en tela de juicio su utilidad, al concluir que los edulcorantes artificiales podrían generar más hambre.

¿Por qué los edulcorantes podrían hacernos comer más?

La investigación realizada con moscas de la fruta y también con roedores, señala que la ingesta de alimentos cuando la dieta fue endulzada con sucralosa se incrementó en un 30% en comparación a cuando la alimentación incluía azúcar o sacarosa.

Los científicos culpan de este mayor consumo o de este incremento en los niveles de hambre al desequilibrio entre el sabor dulce y el aporte energético.

Es decir, nuestro cerebro estaría preparado para asociar la ingesta de alimentos dulces con el aporte calórico, por lo que, cuando sólo se ofrece un alimento dulce pero sin la adecuada ingesta energética que se espera por la presencia de azúcares, el cerebro enviaría señales neuroendocrinas que incentivan el hambre y los deseos de comer.

Así, el consumo de edulcorantes artificiales en reemplazo del azúcar podría incentivarnos a comer más al darnos más hambre para compensar la escasez de calorías ante el consumo de dulces.

5455590636 2226d88fbc B

Limitaciones del estudio

Aunque es la primera vez que se observa una mayor ingesta energética asociada al consumo de endulzantes artificiales sin calorías, ya se han asociado anteriormente los edulcorantes a mayor prevalencia de obesidad y diabetes.

Y en ambos estudios, la sucralosa es el edulcorante artificial que se utiliza, sin embargo, hay muchos otros endulzantes sin calorías que podrían no tener igual efecto y que no han sido estudiados.

Por otro lado, no debemos olvidar que la investigación actual sólo fue realizada en moscas y en roedores, y aunque estos últimos pueden tener muchas similitudes metabólicas con los humanos, no se pueden afirmar iguales conclusiones.

Además, otros factores podrían influenciar la asociación entre edulcorantes artificiales y más hambre, tales como estrés a causa de una dieta hipocalórica, ansiedad por la ausencia total de dulces, entre otros.

Entonces, aunque es interesante la hipótesis que plantea el estudio acerca del mecanismo por el cual los edulcorantes podrían dar más hambre, no podemos obtener iguales conclusiones en humanos, además, hay investigaciones que señalan que su uso puede favorecer la pérdida de peso si se emplean adecuadamente.

Vía | Cell Metabolism, Volume 24, Issue 1, p75–90, 12 July 2016
En Vitónica | Decálogo sobre el uso de edulcorantes sin y bajos en calorías
Imagen | Abbyladybug y Hermitsmoores

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir