Publicidad

Por qué comemos 12 uvas en Nochevieja y qué nos aportan al organismo

Por qué comemos 12 uvas en Nochevieja y qué nos aportan al organismo
1 comentario

De seguro ya estarán en cada casa preparadas las 12 uvas de la suerte, esta tradición de España que se ha trasladado también a otros países. Hoy te contamos por qué comemos 12 uvas en Nochevieja y qué nos aportan al organismo.

El origen de la tradición

Al parecer su origen se remonta a fines del siglo XIX, cuando el 1 de enero de 1896 se relataba en un artículo de "La Correspondencia de España", cómo celebraban la Nochevieja personas ilustres como eran los miembros del nuevo gobierno:

En la hermosa residencia particular del Ilustre presidente del Consejo de ministros se reunieron anoche casi todos sus compañeros de gabinete y algunos otros distinguidos personajes. A las doce en punto de la noche saludaron los ministros la entrada del nuevo año comiendo ricas uvas y bebiendo champagne...

La ingesta de uvas al parecer, era una costumbre importada de la clase burguesa de Francia y paso a las clases altas de España para luego trasladarse a toda la población. 

Para la Nochevieja de 1897 ya se había difundido esta tradición de tal modo que los comerciantes vieron un filón en esto y le dieron todo tipo de nombres a estas uvas: "Uvas de la suerte", "Uvas de la fortuna" y hasta "Uvas milagrosas".

Y en 1909, cuando las uvas ya eran consumidas de forma masiva en España, la tradición se consolidó, agricultores levantinos de Murcia y Alicante, tras un excedente de uva y con objeto de sacar al mercado la producción, publicitaron la costumbre de las uvas de la suerte.

Desde allí todos en España consumimos 12 uvas al son de cada campanada que se escucha a la media noche del 31 de diciembre de cada año. Hoy la tradición no sólo se lleva a cabo en España sino también en otros países de Latinoamericanos como México, Costa Rica y otros.

Aunque hoy comemos 12 uvas, no se sabe muy bien si se debe a que lo hacemos al son de las 12 campanadas o bien, representando cada uno de los meses del año venidero.

Lo que nos aportan las uvas de la suerte

Las uvas constituyen el mejor postre que podemos consumir en Nochevieja, pues como todo fruta son fuente de hidratos de calidad y azúcares naturales que se acompañan de fibra y micronutrientes que el cuerpo necesita.

En el caso de las uvas, aportan potasio al organismo, vitaminas del grupo B, vitamina A y vitamina C que junto a sus polifenoles constituyen buenos antioxidantes.

Asimismo, las uvas son fuente de resveratrol para nuestro cuerpo, un compuesto con acción antiinflamatoria y que puede ser de ayuda para prevenir diversas enfermedades.

Sumado a ello, brindan saciedad y nos proveen de agua, siendo por ello una excelente opción para consumir en Nochevieja, sobre todo, si las consumimos con piel y del racimo, previo lavado adecuado.

En los niños pequeños, sobre todo en menores de 5 años, es importante evitar las uvas enteras por riesgo de atragantamiento. La forma correcta de administrarlas es sin piel, sin pepitas y en trozos de tercios o cuartos de uva.

En Vitónica | Ideas saludables para incluir uvas en tu dieta en esta época del año

Imagen | Unsplash

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios