Compartir
Publicidad
Publicidad

Tres alimentos que no son tan malos como parecen

Tres alimentos que no son tan malos como parecen
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguro que muchas veces habéis oido el nombre de algún alimento y os ha venido a la cabeza: “eso es malo”. En nutrición todo es muy relativo y un alimento puede ser bueno o malo dependiendo de cuánto se coma, cuándo y con qué. Hoy le vamos a dar un repaso a tres de los llamados malos alimentos y vamos a poner algunos puntos a su favor.

La carne de vaca

Se llega a decir que tomar carne de vaca no es muy saludable, porque tiene mucha grasa y elevará los niveles de colesteros y triglicéridos en sangre, además de aportarnos muchas calorías que pueden hacer que ganemos algo de peso.

Depende de la parte de la vaca que elijamos la carne será más o menos grasa. Partes como el solomillo, el lomo o la parte de los flancos son carnes muy ricas en proteínas, hierro y bajas en grasas. Si no sabes distinguir los diferentes cortes de la vaca, sólo tienes que fijarte en el color de la carne. Una carne muy roja con pocas vetas blancas será sinónimo de poca grasa y muchas proteínas y hierro.

Otras cuestión es cómo cocinemos la carne, si añadimos salsas, patatas fritas o similares ya el problema no es de la carne de vaca, sino de lo que lo acompaña. Por tanto podemos decir que la carne de vaca no es que sea un mal alimento, sino todo lo contrario, un alimento imprescindible para aportar proteínas y hierro a la dieta.

Chocolate

Este puede ser de los alimentos más temidos. Chocolate suele ser sinónimo de engordar, de muchas calorías o de poco saludable. Su mala fama se debe a que es rico en azúcares y grasa, nutrientes muy energéticos y que se almacenan en los reservas o “michelines” fácilmente”.

Tomar chocolate a diario es incluso beneficiso, sobre todo el chocolate negro, que contiene flavonoides y antioxidantes. Incluso hay estudios que demuestran que reduce el estrés al rebajar la hormona cortisona. Eso sí, no conviene tomar mucho al día, ya que es muy calórico. Un par de trozos de chocolate nos aportan mucho y no son nada perjudiciales, además de darnos energía al instante.

El problema del chocolate es que está en todos lados: en el cacao que echamos a la leche, en los bollitos, en casi todas las chucherías y por supuesto en los postres. Si no cuidamos su ingesta podemos encontrarnos con que tomamos más chocolate del recomendado al día, sobre todo a base de derivados o sucedáneos.

Patatas

La patata es un alimentos fundamental en la pirámide de los alimentos sin embargo en los últimos tiempos ha sido crucificada por una de sus características: su alto índice glucémico. Muchos interpretan este valor con absorción rápida de sus hidratos de carbono y almacén que se transformará en grasa.

Ni mucho menos la patata nos hará engordar, a pesar de su índice glucémico casi siempre solemos tomar la patata acompañada de otros alimentos, y esto hace que se modifique el índice glucémico y sus hidratos de cabono se absorban más lentamente, aportanto energía de manera constante.

Además la patata tiene una apreciable cantidad de fibra, postasio y vitamina C, que podemos combinar con muchos tipos de alimentos o preparaciones culinarias. Si la patata es parte importante de la pirámide de los alimentos, por algo será.

Vía | Shine
En Vitónica | El chocolate no es el culpable de la obesidad
En Vitónica | Diferencias nutricionales entre cortes de carne
Imágen | Flickr (litsa’s kitchen)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos