Compartir
Publicidad
Publicidad

La columna vertebral: el nacimiento de sus curvas

La columna vertebral: el nacimiento de sus curvas
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Durante la evolución los humanos pasamos de la cuadrupedia a la bipedestación. En la cuadrupedia la columna vertebral presentaba una curva cóncava hacia delante (cifosis) desde el sacro hasta las dorsales y una lordosis cervical. A medida que se fue adoptando la bipedestación fue apareciendo la lordosis lumbar, que a algunos nos trae tanto quebraderos de cabeza, la cual aparece porque la retorversión pélvica no consiguió absorber en su totalidad el enderezamiento del tronco.

Esta evolución la podemos observar en el desarrollo del niño:

  • En los primeros meses de vida nuestra columna lumbar es cifótica (cóncava hacia delante).
  • A los trece meses, normalmente el niño estará empezando a caminar, la columna lumbar es rectilínea.
  • A partir de los tres años la mayoría de los niños llevan un tiempo andando, se observa ya una pequeña lordosis lumbar.
  • A los ocho años esta lordosis lumbar se consolidará, siendo definitiva a los diez años de edad.

La existencia de estas curvas nos otorga una gran resistencia a las fuerzas de compresión. Una fórmula realizada por ingenieros dice que "La resistencia de una columna con curvas es proporcional al cuadrado del número de curvas más uno".Por tanto:

  • En una columna totalmente recta su resistencia sería la unidad.
  • En una columna con una curva sería el doble.
  • En una columna con dos curvas sería cinco veces mayor.
  • En una columna con tres curvas (la nuestra) su resistencia sería diez veces mayor.

Evidentemente esta resistencia será así de grande y amplia siempre y cuando la columna vertebral esté en buenas condiciones y sin ningún tipo de lesión.

Imagen Flickr| cobblucas

En Vitónica| Así funciona la columna vertebral

En Vitónica| Curvaturas de espalda

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos