Compartir
Publicidad
Publicidad

Síndrome cruzado inferior a causa de desequilibrios musculares

Síndrome cruzado inferior a causa de desequilibrios musculares
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad


La incorrecta planificación de una rutina de entrenamiento así como la ausencia de esta o los malos hábitos posturales, son los que pueden dar origen a desequilibrios musculares que culminan afectando a nuestro cuerpo seriamente, por ejemplo, mediante síndrome cruzados.

El síndrome cruzado inferior es producto de un desequilibrio muscular en donde el psoas ilíaco y el recto femoral, junto a los aductores cortos, el tensor de la fascia lata y el grupo troncal extensor de la columna se acortan  y contraen mientras que los músculos abdominales y glúteos se inhiben. Así, se genera un síndrome cruzado que puede producir lordosis lumbar y vientre abultado.

La pelvis se inclina hacia adelante, se acentúa la lordosis lumbar y se puede presentar dolor en la espalda baja. Asimismo, este síndrome producto de un desequilibrio muscular, puede trasladarse hacia arriba en el cuerpo y producir un síndrome cruzado superior que afecta la zona cervical y pectorales.

Para solucionar esto, debemos restablecer el equilibrio muscular, fortaleciendo el glúteo mayor y el abdomen y estirando así como relajando los músculos tónicos contraidos.

Por supuesto, lo ideal es prevenir planificando una rutina de ejercicios que contemple la existencia de músculos posturales o tónicos que tienden a contraerse y de músculos fásicos que tienden a inhibirse.

Para evitar eso deberíamos fortalecer los músculos del core que tienden a atrofiarse y estirar la musculatura lumbar y de la cadera que tienen a hipertonificarse.

Si estos desequilibrios no se previenen o solucionan, pueden desencadenar limitaciones graves en la movilidad de la columna asi como causar hernias a largo palzo. Por eso, nada mejor que considerar lo músculos fásicos y tónicos al momento de entrenar y planificar una rutina de ejercicios que corrija esta tendencia natural al desequilibrio que ocasiona los síndromes cruzados.

Recordemos:

  • Músculos posturales / tónicos: Facilitamiento, acortamiento, hipertonía.
  • Músculos dinámicos / fásicos: Inhibición, debilidad, hipotonía

musculos

Más información en | Fisaude
En Vitónica | La importancia de mantener la armonía corporal
En Vitónica | Entrenamiento lumbar para evitar desequilibrios con repescto a la zona abdominal
En Vitónica | Descompensación muscular, ¿qué hacer al respecto?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos